Evolución por tamaño y peso

Así es el crecimiento del bebé mes a mes

En los dos primeros años de vida el ritmo del desarrollo es altísimo, y no solo se nota a nivel psicomotor, sino que las cifras medias de altura y peso son una prueba irrefutable de ello.

Bebé
Bebé (Foto: depositphotos)

Tras 40 semanas de embarazo, siguiendo el crecimiento del feto desde el exterior con referencias muy fiables gracias a la ciencia, se acabó eso de tener que hacer caso a medias o monitores para ver la evolución de vuestro pequeño. ¡Preparaos para ser espectadores (y asistentes) de lujo en su rápido desarrollo!

Al nacer, aproximadamente, el pequeño habrá pesado 3400 gramos y medido 49 centímetros. Estas son cifras que no se olvidan, pero que además quedan guardadas para siempre en el informe clínico. Menos mal, porque serán historia en un visto y no visto. Pero antes de superar este peso para siempre es muy probable que el bebé experimenté un retroceso en el peso durante los primeros días, incluso las dos primeras semanas; es normal que pierdan gramos hasta que se adaptan a las nuevas circunstancias, sobre todo si es lactante

Primeras semanas de vida

El día de su primer cumplemes tu pequeño habrá crecido unos 3 o 4 centímetros, superando ya el medio centenar. El peso fluctúa más porque dependerá de cómo fueron sus primeros días de vida y la alimentación entonces, pero ya debería haber vuelto a coger por lo menos los gramos que perdió tras nacer y un poquito más. De todos modos, salvo que el problema de alimentación y peso sea evidente, no te obsesiones con lo que coma; al hacerlo a demanda, él mismo te marcará sus necesidades. Lo fundamental es que os sigáis conociendo y en la medida de lo posible te sigas recuperando del parto y del cansancio acumulado. 

La evolución entre el primer mes y el segundo será mucho más lineal porque lo habitual es que todo vaya ya sobre ruedas. Notarás, eso sí, una pequeña diferencia de peso entre niñas y niños, y también en la altura: las primeras cumplen los dos meses con un peso de 5,2 kilos y 57 cm de altura, mientras que los segundos hacen lo propio con 5,5 kilos y 58,5 cm. 

Esta tónica se mantendrá durante los primeros meses de vida, acentuándose la diferencia a medida que crecen, que por cierto es a toda mecha, porque al cumplir los tres meses ya pesan más de 6 kilos y miden 10 cm de su talla al nacer. 

A los seis meses

Una nueva referencia muy interesante es la de los seis meses. Han pasado tres meses más comiendo a demanda y recibiendo todos los mimos del mundo de sus papás y seres queridos, así que como para no crecer, ¿verdad? Lo hacen tanto que los niños alcanzan al medio año de vida 67 cm y casi los 8 kilos de peso, mientras que las niñas se quedan medio kilo por detrás aproximadamente y también un centímetro y medio más pequeñas, sobre los 65 cm. 

A los 9 meses

La barrera de los 9 kilos será ya historia una vez alcanzados los 9 meses en los bebés de sexo masculino, cifra que no alcanzan por 200 gramos de media las niñas, que a lo largo de las siguientes semanas la superarán sin problema. Sí habrán dejado atrás en ambos casos la de los 70 cm de altura a estas alturas de su vida en la que ya habrán pasado el mismo tiempo fuera de la tripa de su madre que dentro. 

Con un año

Muy llamativas son las cifras de la revisión pediátrica del año de vida para los papás de niños sanos porque habrán pasado seis meses desde la última medición, y eso es tiempo suficiente como para que el crecimiento en el pequeño sea sobresaliente. Tanto que los niños ya superan los 75 cm de altura y los 10 kilos de peso, quedándose por muy poco de ambos datos por debajo las niñas, en torno a los 74,4 cm de altura y 9,7 kilos de peso. ¡Ya duele la espalda al cogerlos!

Entre los 12 y los 24 meses

Afortunadamente para los dolores, la evolución, sobre todo del peso, se frena en los siguientes doce meses, época en la que el desarrollo en el bebé se centra sobre todo a nivel psicomotor. No quiere decir esto que no crezca, ni mucho menos, pero las cifras son la prueba de que es algo más lento el ritmo. A los 18 meses, las niñas miden 81,2 cm de media por los 82,3 de los niños, y el peso es de 12 kilos en estos últimos por los 11,3 de las niñas. Son dos kilos más en seis meses, y un estirón de 7 centímetros, que se nota especialmente porque el aumento de peso es más sostenido, de ahí que sea esta la etapa en la que por arte de magia parecen dejar de ser bebés para ser niños.

Esta sensación será total cuando sople las dos velas, día en el que más o menos medirá ya 88 cm si es un niño y casi 86,5 cm si es una niña, pesando además casi 13 kilos en ambos casos, estadística media que se iguala un poco entre sexos en este momento del desarrollo.

También te puede interesar:
Vídeo de la semana

Continúa leyendo