¿Por qué aparece?

Criptorquidea en niños: ¿qué es y por qué se produce?

Se trata de un problema que se da cuando un testículo (o ambos) no alcanza su posición normal en el escroto. Esto, como es necesario para su desarrollo y maduración, al no producirse de manera adecuada, puede desencadenar algunas complicaciones en el futuro para el niño. Descubre por qué se produce esta condición y cuáles son los riesgos.

La criptorquidea es uno de los problemas genitales más habituales en los niños. Tal y como su nombre indica, se trata de una condición que se da cuando un testículo está oculto y no puede palparse, ya sea porque no ha descendido, o porque lo ha hecho de manera incorrecta. Veamos exactamente qué es, por qué se produce y los riesgos que pueden aparecer si no se trata.

¿Por qué se produce?

El término criptorquidea significa “testículo oculto” y hace referencia a la ausencia del mismo en la que sería su ubicación habitual dentro del escroto. Puede ser una condición que afecte a ambos testículos, aunque lo más común es que solo lo haga a uno. Las razones principales para que esto suceda son: que un testículo no se haya colocado en su localización correspondiente, o que no lo haya hecho de manera completa permaneciendo en alguna parte del canal inguinal (el que comunica el abdomen y el escroto).  

Durante la fase embrionaria, los testículos comienzan a formarse en una zona muy cerca de los riñones, de forma muy similar a como lo harían los ovarios en el caso femenino. Sin embargo, cuando se va aproximando el final del embarazo, mientras los ovarios sí que permanecen dentro de la zona abdominal, los testículos inician un recorrido hasta el que será su alojamiento en el escroto o bolsa escrotal.

Este proceso es conocido como migración transinguinal y se da entre las 28 y 40 semanas de la gestación. El objetivo que tiene es que los testículos funcionen correctamente, porque para ello necesitan una temperatura inferior que la hay en el interior del abdomen. Se cree que para que dicho proceso se dé, ciertos elementos hormonales y mecánicos tienen que jugar un papel importante.

Cuando hay algún problema en este proceso, es cuando aparece esta condición, la que afecta en torno al 2-3 % de los recién nacidos varones (sobre todo si son prematuros). No obstante, la mayoría de ellos consigue el descenso normal en los primeros 6 meses, por lo que, a los 9 meses de edad, solo un porcentaje muy reducido continúa padeciendo esta complicación. 

Aunque las causas concretas que desencadenan esto no se conocen con exactitud, se sabe que algunos factores sí que predisponen la aparición de la criptorquidea, tales como: bajo peso al nacer, embarazos múltiples, exposición materna a estrógenos en el primer trimestre o problemas en la pared abdominal.

Riesgos que puede implicar

La criptorquidea se relaciona con los siguientes riesgos o complicaciones:

  • Problemas de fertilidad. Para la formación de espermatozoides, los testículos deben estar a una temperatura menor que la del cuerpo, por lo que es necesaria su ubicación correcta.
  • Mayor riesgo de cáncer de testículo. Los varones que la padecen tienen mayor riesgo de desarrollar algún tumor, y al no poder palparse bien, puede suponer diagnosticarlo más tarde.
  • Torsión testicular. Significa que un testículo puede girar sobre sí mismo e interrumpir la llegada de la sangre, dando lugar a otras complicaciones.
  • Hernia inguinal. Puede llevar a una alteración del canal inguinal.
  • Menor tamaño testicular, ya que este problema puede conducir a un crecimiento anormal.
  • Problemas psicológicos derivados para el niño, adolescente o adulto.

Continúa leyendo