Enfermedades y Salud

¿Cuál es la temperatura normal del cuerpo y cuándo se considera fiebre?

La temperatura corporal varía por diferentes factores, de manera que puede ser ligeramente distinta dependiendo de la edad que tengamos, nuestro sexo, actividad física y momento del día.

Es bastante posible que, en algún que otro momento, hayas oído que la temperatura corporal normal de nuestro cuerpo es de 37 ºC. Pero, en realidad, se trata únicamente de una media (es decir, de una cantidad utilizada como un promedio). Y es que, al final, la temperatura corporal de cada persona puede ser ligeramente más baja o más elevada.

Evidentemente, una lectura de la temperatura corporal que se encuentre por debajo o por encima de la cifra considerada como “normal” no significa necesariamente que haya algún problema, y que sobre todo la persona esté enferma. Todo dependerá de cuál es la temperatura corporal normal de ese individuo en concreto.

Además, varios factores pueden influir en la temperatura normal del cuerpo, incluyendo no solo la hora del día en la que se toma la temperatura, el nivel de actividad o el sexo. ¿Sabías que también tenemos una temperatura diferente según nuestra edad?. Así, existen distintos rangos que se consideran igual de saludables para bebés, niños, adultos y personas mayores.

¿Qué temperatura corporal es la “normal”?

Como te mencionábamos en las líneas anteriores, en realidad son varios los factores que influyen en la temperatura corporal de una persona. Así, la temperatura corporal basal difiere ligeramente de un individuo a otro, y puede ser consistentemente un poco más baja o más alta.

Por lo general, a medida que vamos envejeciendo suele ser común que nuestra temperatura baje. La capacidad de nuestro cuerpo para regular los cambios de temperatura cambian, y por lo general, las personas mayores tienen más dificultades para conservar el calor, por lo que son más propensas a tener temperaturas corporales más bajas.

No obstante, atendiendo a las cifras consideradas como promedio o normales, se pueden establecer las siguientes cifras:

  • Bebés y niños. La temperatura corporal normal promedio varía entre 36.6 ºC a 37.2 ºC.
  • Entre los adultos, la temperatura corporal normal promedio varía de 36.1 ºC a 37.2 ºC.
  • Adultos mayores de 65 años de edad. En las personas más mayores, la temperatura corporal normal suele situarse por debajo de 36.2 ºC.

Teniendo en cuenta que la temperatura corporal normal puede variar ligeramente de una persona a otra, por distintos factores (que ya te mencionamos en el apartado anterior), es posible que la temperatura del cuerpo pueda ser hasta 0.6 ºC más alta o más baja, en comparación con las cifras promedio indicadas anteriormente. 

No obstante, mientras que en el caso de los bebés -de 0 a 2 años- pueden llegar a tener rangos de temperatura corporal más elevados que los adultos (para las mediciones de axilas y oídos), se considera normal cuando el bebé tiene una temperatura corporal normal que varíe de 36.6 ºC a 38 ºC (cuando se toma por vía rectal). En el caso del recién nacido la temperatura corporal media de su cuerpo suele ser de 37,5 ºC. 

¿Por qué los bebés suelen tener una temperatura corporal más alta?

Existen distintos factores que explican por qué suele ser habitual que un bebé tenga una temperatura corporal mayor, especialmente en comparación con los niños y con los adultos.

Por un lado, el bebé tiene un área de superficie corporal más grande, sobre todo en relación con su peso corporal. Además, sus pequeños cuerpecitos son metabólicamente mucho más activos, lo que genera calor adicional.

Por otro lado, los cuerpos de los bebés no son del todo capaces aún de regular la temperatura tan bien como lo hace el cuerpo del niño más mayor o del adulto. Sudan menos cuando hace calor, lo que significa que sus cuerpos retienen una mayor cantidad de calor, y cuando tienen fiebre, no pueden enfriarse tan fácilmente.

¿Qué señales y síntomas pueden alertar que el bebé y el niño tiene fiebre?

Es evidente que una lectura de termómetro más elevada de lo normal pueda ser un síntoma de fiebre. Y la fiebre consiste en un aumento de la temperatura corporal por encima de lo considerado como normal, que además tiende a acompañarse de otras señales como un aumento del ritmo respiratorio y cardíaco, y suele manifestarse como una reacción del organismo frente a algún tipo de enfermedad o infección.

Entre los bebés y los niños, al igual que en los adultos, se considera fiebre cuando se registran las siguientes temperaturas:

  • Temperatura rectal o del oído: 38 ºC o más.
  • Temperatura de la axila: 37.2 ºC o más.
  • Temperatura de la boca: 37.8 ºC o más.

También existen otros síntomas, como: escalofríos, temblores, transpiración, piel enrojecida y caliente, dolor de cabeza, dolor corporal, debilidad, fatiga, pérdida del apetito, deshidratación y aumento de la frecuencia cardíaca.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Natursan.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo