El sueño del bebé

¿Cuántas horas duerme un bebé?

Tan importante como la alimentación es tener una buena calidad de sueño. Y es especial para los más pequeños de la casa. Si quieres saber cuánto debe dormir tu bebé y algunas recomendaciones muy prácticas para que su sueño sea mucho mejor, toma nota de estos consejos.

Efectivamente, el sueño del bebé es una de las grandes preocupaciones que pasa por la cabeza de los padres. Y esto también se debe a que, al igual que la alimentación, dormir bien es crucial para tener una buena salud

Cuando se aprecia que el bebé no descansa como debería o que no duerme todo lo que necesita, es normal que aparezcan las dudas. Según la edad, el comportamiento y su propia forma de ser, cada niño necesita unas horas de sueño determinadas. Por eso, es importante conocer cuánto tiempo es el suficiente para el bebé. 

¿Cuánto debe dormir un bebé?

De forma aproximada, para valorar si el bebé duerme las horas que necesita, podemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Desde que nace hasta los 6 meses

Cuando el niño es un recién nacido aún no tiene su propio reloj interno, ya que tiene que ir desarrollándolo. A estas edades necesitan dormir mucho, por eso lo harán durante unas 16-20 horas diarias entre el día y la noche

Durante el primer mes, suelen interrumpir su sueño y se despiertan cada 2-3 horas pidiendo su toma de leche

Con dos meses, empiezan a poder dormir en períodos de tiempo más largos. A los tres, normalmente comienzan a dormir unas 5 horas por el día y un poco más por la noche en intervalos de 6 a 8 horas sin interrupciones. Lo que es un gran descanso para los padres.

Cuando cumplen los cuatro meses, en general ya duermen en su propio cuarto. Es esencial que aprendan a dormirse por sí solos y que empiecen a discernir entre el día y la noche para que asocien más la noche con el sueño prolongado

 

  • De 6 a 12 meses de edad

A partir de los seis meses, los bebés suelen tener siestas de 3 horas cuando es de día y dormir unas 11 horas cuando es de noche. Al llegar a esta edad ya deben saber dormir por sí solos

Lo que comprobaremos según crezca el pequeño es que poco a poco, aumentarán las horas de sueño nocturno y se reducirá el tiempo de las siestas durante el día. Es decir, según se vaya acercando la fecha de cumplir su primer añito de vida irá paulatinamente durmiendo un poco más por las noches.  

Consejos para que el niño duerma mejor

  • Como primera y crucial recomendación, no compartir la misma cama que el bebé para dormir. Dormir en la misma cama incremento el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante.
  • Colocar al bebé boca arriba y sobre su espalda, no dejarle boca abajo (sobre el abdomen) ni de lado.
  • Utilizar una superficie estable como un colchón con una sábana bien ajustada.
  • Asegurarse de que en su camita o cuna no hay más objetos como cojines, mantas, juguetes...
  • Dejar durmiendo al bebé con el chupete puesto. Eso sí, si el niño lo rechaza es importante no forzarle a dormir con él.
  • No sobrecalentar al pequeño. Hay que vigilar la temperatura de su habitación y no abrigarle en exceso o demasiado poco. Un signo evidente es el sudor o si está muy caliente al tocarlo

 


 

 

Continúa leyendo