Recién nacido

Cuidados del recién nacido antes de salir del hospital

La llegada del parto suele llenar de dudas a muchas mamás y papás. Y una de las más comunes suele estar relacionada con el cuidado del bebé los primeros días en hospital. ¿Qué cuidados del recién nacido se realizan las primeras 48 horas en el hospital? Te los explicamos.

El mejor lugar para el recién nacido fuera del útero es el pecho o el vientre de su madre pegado piel con piel, pues esto tiene innumerables beneficios.

Cuidados del recién nacido las primeras 48 horas
Foto: Istock

Tras el nacimiento, se valora cómo el niño/a se está adaptando a la vida fuera del útero, para ello se realiza el test de Apgar, simplemente observándole, pudiéndose realizar encima de la madre. Este test valora unos parámetros de los cuales se obtiene una puntuación.

Este test es realizado al minuto de vida y a los cinco minutos, de modo que la puntuación final tendrá, por ejemplo el formato 9/10. La mayoría de los niños nacen con una buena puntuación; en caso de que no fuera así significaría que le está costando adaptarse y necesita ayuda, la cual sería proporcionada por el pediatra (presente en todos los nacimientos), en la cuna que hay en el paritorio, al lado de la cama.

Al poco de nacer se abriga al niño con un gorro y toallas para evitar que pierda calor. Actualmente no se les lava el primer día de vida con la misma intención y porque la grasa blanquecina con la que nacen, llamada vérnix, aporta una gran hidratación a la piel.

Justo antes del traslado a la planta se le administran al niño dos medicaciones únicas:

  • Una pomada antibiótica en los ojos para prevenir infecciones.
  • Una inyección de vitamina K para prevenir el desarrollo de la enfermedad hemorrágica en el recién nacido.

Puede que, al nacer, observéis en vuestro hijo/a algunas alteraciones que son completamente normales y que no deben alarmaros:

  • Lanugo: vello en la espalda y hombros que desaparece en las primeras semanas de vida.
  • Manos y pies morados.
  • Piel "marmorata": pequeñas líneas oscuras en la piel que forman un dibujo parecido al veteado del mármol.
  • Mancha azul en zona lumbar: desaparece durante el primer año.
  • Pseudomenstruación en las niñas e ingurgitación mamaria tanto en niñas como en niños. Ambas alteraciones se producen por el paso de las hormonas maternas a través del cordón umbilical. No es necesario acudir al pediatra, pues ambas cosas desaparecen con el paso de los días. Es importante no tocar ni estimular las mamas en caso de ingurgitación.

Los cuidados en la planta del hospital

Primeros cuidados del bebé en el hospital
Foto: Istock

A los recién nacidos se les pesa y se les mide en la planta de posparto, para que el tiempo que estáis en paritorio permanezcan pegados a vosotras sin interferencias.  

A las 48 horas de vida se realiza la llamada "prueba del talón" cuyo fin es diagnosticar de forma temprana enfermedades que todavía no producen síntomas (como p. ej. la fibrosis quística), y que en caso de estar presente pueda darse un tratamiento lo antes posible. Si estos resultados son negativos se os enviará una carta a vuestro domicilio. Si fueran positivos no significaría el diagnóstico de la enfermedad, sino que es necesario realizar más pruebas para confirmarla o descartarla, por lo que os llamarían por teléfono.

Otra prueba importante es el llamado "cribado auditivo" cuyo objetivo es detectar precozmente la hipoacusia. Para ello se le pone al bebé unos auriculares y unos electrodos en la cabeza, y puede realizarse estando incluso el niño dormido o comiendo. Los resultados se os entregan al terminar la prueba. Si estos resultaran alterados, tampoco sería en este caso diagnóstico, simplemente indicaría la necesidad de realizar más estudios al niño. 

Antes de daros el alta se os entregará el Documento de salud infantil del niño/a, donde se irán apuntando datos como peso y talla, los resultados del cribado auditivo, las vacunas administradas, etc. Debéis llevarlo siempre a cualquier profesional de la salud que vaya a evaluar al niño.

Carla Quintana

Carla Quintana

Diplomada en Enfermeriìa por la Universidad Autoìnoma de Madrid y especializada en Obstetricia y Ginecología, trabajo como matrona poniendo en praìctica un cuidado personalizado, humanizado y cercano hacia la mujer embarazada y su pareja, para asiì poder disfrutar de este momento tan importante sin miedos, empoderada y segura de siì misma.

Continúa leyendo