Sal de dudas

¿Debemos aplicar crema hidratante a los niños tras el baño?

Según la AEP no es obligatorio, pero para muchos pediatras es recomendable hidratar a diario la piel de los niños desde el nacimiento.

Bebé (Foto: Unsplash)
Bebé (Foto: Unsplash)

Antes de responder a una cuestión como esta conviene aclarar algo que no todas las personas tienen claro: antes de los seis meses de vida no es necesario el baño diario. No lo decimos nosotros, lo dice, por ejemplo, una voz autorizada como la Asociación Española de Pediatría

Esto es algo que les cuesta mucho entender a la generación de abuelos actual, que sí eran de baño diario a los papás de hoy. Pero lo cierto es que antes de los seis meses los niños apenas se ensucian, por lo que una correcta higiene íntima es más importante que el baño de todos los días. 

Dicho esto, según la AEP, “No es necesario emplear cremas de forma rutinaria en los recién nacidos”, explica en este texto divulgativo. “Se puede usar una crema hidratante, en caso de que la sequedad de la piel sea excesiva, empleando una especial para bebés con el menor número de irritantes posibles (parabenos, perfumes…)”, añade al respecto. 

Por lo tanto, no cierra la puerta al uso de cremas hidratantes, pero tampoco las recomienda por norma en los recién nacidos. Ni siquiera en la piel del área del pañal con una crema específica: “En general, el cambio frecuente de pañal es suficiente para que la orina y las heces no irriten la zona”, indica. 

Cómo debe ser la crema

Sin embargo, más allá de que esta sea la opinión de la institución, hay voces autorizadas en la materia que a título personal no están del todo de acuerdo. Es el caso de Lucía Galán Bertrand, más conocida como ‘Lucía, mi pediatra’, que sí considera bueno hidratar la piel de los niños desde el nacimiento

Eso sí, no de cualquier forma ni con cualquier producto. “Debemos insistir a los padres en que utilicen cremas específicas para bebés, cuanto menos perfume mejor ya que en ocasiones suponen un agente irritante para sus pieles tan finas y sensibles”, explica en este post sobre el tema que nos ocupa.

Para Lucía Galán, es recomendable “aprovechar la salida del baño o de la ducha para utilizar un aceite o una crema hidratante y aprovechar la humedad de la piel en esos momentos para hidratarles a diario”. En esta respuesta está uno de los motivos por los que es recomendable hacerlo a la salida del baño, el estado de la piel, más humedecido y favorable para la absorción de la crema. 

Además, en el caso de los bebés, hay muchos pediatras que lo recomiendan hacer en este momento del día y no en otro porque se puede aprovechar para realizar un pequeño masaje al recién nacido y de ese modo ayudarle a relajarse. 

Esto motivo pierde peso a medida que los niños crecen, pero sigue siendo bueno hacerlo tras la ducha por el primer argumento mencionado al menos hasta los seis años, momento en el cual la piel del niño se asemeja a la del adulto, según Eucerín. “La actividad de las glándulas sebáceas no aumenta hasta los cambios hormonales de la pubertad, que aparecen aproximadamente a los 12 años de edad. Estos cambios hormonales aportan también diferencias entre la estructura y el comportamiento de la piel de chicos y chicas que, hasta este momento, han sido los mismos”, añaden desde la firma especializada en productos para el cuidado de la piel.  

Cada tipo de piel exige sus necesidades

De todos modos, las dos fuentes mencionadas, tanto la AEP como Lucía Beltrán, no exigen ni una cosa ni la otra. Es decir, para la AEP no es necesario dar crema hidratante a los niños a diario y la pediatra Lucía Beltrán recomienda hacerlo, pero no habla de obligatoriedad como en otros casos. De hacerlo, ya sea todos los días o solamente algunos, lo que queda claro es que después del baño es un muy buen momento para ello. 

Por último, conviene tener en cuenta que no todas las cremas son iguales ni tampoco todas las pieles. Por ejemplo, si el niño es atópico, la doctora Galán recomienda “hidratar la piel con cremas emolientes específicas para atópicos al menos dos veces al día”, más a menudo que en niños que no lo son. Además, incide en la elección de la crema según el tipo de piel: “Si nuestro hijo tiene una piel sana y sin mayores problemas, con una crema hidratante pediátrica es suficiente. A medida que el grado de sequedad de su piel sea mayor, utilizaremos cremas más emolientes ricas en principios activos que reestructuran la barrera cutánea y lipídica y al mismo tiempo calman el picor que habitualmente tiene los niños con eccemas o con dermatitis atópica”.

Ante cualquier duda en la elección del producto hidratante, todos los expertos recomiendan consultar al pediatra que conozca las circunstancias de cada caso.  

Vídeo de la semana

Continúa leyendo