Patrocinado

Dermatitis atópica: qué es y cómo tratarla

A muchos peques y adultos les afecta la dermatitis atópica, una enfermedad que produce piel seca, eccema y picor a veces intenso y que ha crecido exponencialmente en los últimos años.

bebé crema dermatitis atópica

La dermatitis atópica es una afección de la piel de la que todos hemos oído hablar y muchos hemos, también, sufrido en familia ya sea en nuestra piel o en la de los peques de la casa. Estas reacciones cutáneas pueden presentarse como un eccema leve y de fácil tratamiento o bien como algo más severo que puede llegar a condicionar la vida del niño.

Esta enfermedad es crónica y puede producir un picor intenso y descamación y suele darse en brotes, es decir, periodos de mejoría y otros de empeoramiento. Se desconoce la causa, ya que no se conoce ningún alérgeno que lo provoque y algunos profesionales y expertos creen que se puede deber a un defecto en la maduración de las células de la piel, de ahí que pueda desaparecer con el paso del tiempo.

Además, hay que dejar claro que la dermatitis atópica no es contagiosa.

Los expertos dermatólogos, entre los que se encuentran los profesionales de ‘Tu piel y tú’, afirman que la dermatitis atópica se hace notar mediante enrojecimientos de la piel acompañados de picor intenso, además, en esas zonas rojas puede llegar a haber eccemas agudos con pequeñas vesículas llenas de líquido transparente que se rompen y forman costras o eccemas crónicos que se manifiestan con descamación, endurecimiento y engrosamiento de la piel.

Si quieres conocer otros trucos que te ayudarán a mantener a raya la dermatitis atópica puedes consultar los 7 consejos para una piel atópica que nos dejan los expertos de ‘Tu piel y tú’ y descubre cuál es el mejor aliado para tratarla.

También te puede interesar:

¿Cómo cuidar la piel atópica?

- Hay que tener en cuenta que los peques tienen la piel muy seca y necesitan hidratación diaria, incluso dos o tres veces al día. Las cremas que usemos no deben contener alcohol ni perfume y habrá que ir probando hasta encontrar la que mejor le funciona al peque.
- Hay que evitar las temperaturas extremas tanto de frío como de calor.
- No tocar al peque con las manos sucias, esto se aplica a todos los bebés pero especialmente cuando tienen dermatitis atópica.
- Los medicamentos no curan la dermatitis pero alivian los síntomas en los brotes, siempre bajo prescripción médica, los más usados suelen ser: corticoides, inhibidores tópicos de la calcineurina, antihistamínicos y, en caso de que se infecten las heriditas, antibióticos.

CONTINÚA LEYENDO