Entrevista al pediatra Carlos González

Carlos González: 'Los antivacunas exageran o, simplemente, inventan'

2 minutos

El pediatra Carlos González en su libro, 'En defensa de las Vacunas' desmonta las teorías antivacunación, que han ido ganando adeptos precisamente entre padres muy informados, 'pero muy mal informados'. Le entrevistamos.

También te puede interesar: “En defensa de las vacunas”, nuevo libro de Carlos González
"Muchos padres tienen más miedo de las vacunas que de llevar al niño a la piscina o de viajar en coche"

"Muchos padres tienen más miedo de las vacunas que de llevar al niño a la piscina o de viajar en coche"

"Allí donde la crisis de los estados o la propaganda de los antivacunas ha hecho bajar la cobertura vacunal, se ha producido la catástrofe"

bebé vacuna

- Has escrito libros sobre alimentación del niño, la lactancia al pecho y cómo criar a los hijos con amor y ahora escribes uno sobre vacunas. ¿Por qué?

Estaba preocupado porque veo muchos niños sin vacunar. Los padres son engañados por ciertos médicos que se dedican a decir mentiras contra las vacunas. Con mi libro intento desmentir esas falsedades, y sobre todo explicar a los lectores la forma de buscar y contrastar la información.

- Los padres que piensan que las vacunas pueden tener efectos secundarios graves, ¿siguen teorías sin fundamento, leyendas urbanas?

 Todo en esta vida tiene efectos secundarios. La gente se ahoga en la playa, se cae esquiando o sufre reacciones alérgicas con la comida y hasta con el polen de las flores. Lo importante es valorar las ventajas y los inconvenientes. Los antivacunas exageran o simplemente inventan los inconvenientes de las vacunas, al tiempo que niegan sistemáticamente sus ventajas, hasta el punto de que muchos padres tienen más miedo de las vacunas que de llevar al niño a la piscina o de viajar en coche (cosas ambas objetivamente mucho más peligrosas).

- ¿Qué crees que pasaría si muchos padres dejaran de vacunar a sus hijos?

Habría graves epidemias. Mientras son sólo unos pocos los que dejan de vacunar, no suele ocurrir nada, porque no hay posibilidades de contagio. Un niño no vacunado no coge el sarampión, la difteria o la polio porque los niños vacunados a su alrededor forman una barrera protectora (una excepción es el tétanos: no se contagia de persona a persona, y por tanto cualquiera que esté sin vacunar ya corre un riesgo desde el primer momento).

Pero cuando el porcentaje de niños sin vacunar aumenta, en cualquier momento puede producirse un brote. En años recientes han muerto niños de sarampión en Holanda y en Irlanda, de tosferina en Japón y en Inglaterra, de difteria en Rusia y en otros países exsoviéticos.

Allí donde la crisis de los estados o la propaganda de los antivacunas ha hecho bajar la cobertura vacunal, se ha producido la catástrofe.

Etiquetas: carlos gonzález, pediatra, salud, salud del bebé, salud niños, vacuna, vacuna de rotavirus, vacuna meningitis B, varicela, varicela niños

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS