Todo lo que debes saber

Gastrosquisis: así es la enfermedad del bebé de Lucía Villalón

Se trata de un defecto en la pared del abdomen que se puede detectar durante el embarazo y que requiere cirugía poco después del nacimiento para ser subsanado.

La periodista deportiva Lucía Villalón, que entre otras muchas competiciones deportivas ha cubierto en televisión algunas de las más importantes del mundo del motor, ha anunciado que está embarazada de su primer hijo junto al futbolista del Levante, Gonzalo Melero. Lo ha anunciado a través de las redes sociales con un mensaje en el que informa que el feto ha sido diagnosticado de gastrosquisis.

“¡Bebé muy especial en camino! No ha llegado todavía y ya le queremos como si estuviese aquí… incluso más!! Lo que estaba claro es que iba a ser especial. Este fin de semana hemos estado en la mejor ciudad que hay para rezar por nuestro bebé y para enseñarle que va a tener que ser fuerte y luchar más de la cuenta… como un gladiador!", ha escrito en un largo mensaje publicado en Instagram. Acto seguido de estas palabras, Villalón ha compartido el problema médico que le ha sido detectado al feto:  "Estamos de 14 semanas y le acaban de diagnosticar gastrosquisis, algo de lo que no habíamos oído hablar jamás, pero en lo que nos vamos a hacer expertos!!”, ha dicho.

Villalón ha explicado que “al parecer no se le ha cerrado bien la pared abdominal y tiene parte de los intestinos fuera de su cuerpecito” y ha confirmado que el pequeño “tendrá que nacer antes de tiempo, por cesárea y le tendrán que operar nada más nacer…". Afortunadamente, aunque cabe la posibilidad de que se agrave la gastrosquisis, el feto se encuentra bien, según las palabras de su madre. “Por ahora sabemos que está bien, que no le duele ni sufre, que está tan tranquilo en mi tripa dando saltos y dándome náuseas y esperemos que así siga hasta que decida que quiere conocernos en persona! Y aquí estaremos esperándole! Porque así le queremos todavía más si se puede", ha concluido. 

Que es la gastrosquisis

En efecto, tal y como ha explicado a grandes rasgos Lucia Villalón en el mensaje del anuncio de su futura maternidad, la gastrosquisis es un problema de salud que afecta a la pared abdominal del feto. Se produce cuando los músculos de la pared abdominal del bebé no se forman correctamente al inicio del embarazo y se puede detectar al nacer el bebé o durante el embarazo, generalmente en una ecografía. 

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), que son la agencia nacional de salud pública de Estados Unidos, exponen que “La gastrosquisis es un defecto de nacimiento en la pared abdominal (área del estómago) en el cual los intestinos del bebé salen del cuerpo a través de un orificio al lado del ombligo”. Este orificio puede ser pequeño o grande y a veces también pueden salir otros órganos, como el estómago o el hígado. En el caso de los intestinos, “al no estar protegidos por un saco protector y estar expuestos al líquido amniótico, se pueden irritar, lo cual causa que se acorten, retuerzan o se hinchen”, añaden desde CDC.

En función de la gravedad del problema, así será el tratamiento del mismo, aunque en líneas generales el pronóstico en este tipo de pacientes es bueno pese a lo llamativo del problema de salud que padecen. En caso de que sea un defecto pequeño, “solo una parte de los intestinos salen del abdomen”, matizan desde los CDC, basta con una cirugía poco después del nacimiento para subsanar la gastrosquisis al recolocar los órganos en su lugar natural y reparar la pared abdominal. Si el defecto en la pared abdominal es grande, es posible que los médicos opten por un tratamiento por etapa. “Se podrían cubrir los órganos expuestos con un material especial y volver a colocarlos lentamente en el abdomen. Después de que se hayan colocado todos los órganos dentro del abdomen, se cierra la abertura”, apuntan al respecto desde CDC. 

Las fuentes médicas consultadas confirman que no se han definido hasta la fecha las causas de la gastrosquisis en la mayoría de los bebés, si bien la investigación científica sobre este problema médico apunta, según se recoge el CDC, a que la probabilidad de que un feto la sufra si la madre es menor de edad y si está fuma o consume alcohol.  

También te puede interesar:

Continúa leyendo