Consejos

Ideas saludables para combatir la denticion en verano

Desgraciadamente, no existen fórmulas milagrosas para combatir el dolor y las molestias que causa la salida de los dientes, pero el verano ayuda a aplicar soluciones frías que ayuden al peque.

La dentición es una de esas etapas vitales temprana por la que hemos pasado todos los seres humanos, por lo que hay tantas experiencias como nacimientos. Por ello, y porque la ciencia ya hace tiempo que hizo su trabajo, sabemos todo acerca de ella, incluso qué remedios pueden ayudar a los peques a aliviar las molestias que puedan sufrir.

La mayoría tienen como protagonista el frío, pero no todas. El cariño y acompañamiento de mamá y papá tiene más impacto positivo que ningún otro consejo que podamos darte. Es el efecto calmante más potente para la dentición. Pero, dicho esto, además de mucho amor, también podemos ofrecer soluciones materiales a nuestros peque para que se puedan aliviar por ellos mismos. 

Es ideal que la dentición les coincida con los meses de verano porque es el frío el analgésico natural más efectivo contra las molestias de la dentición. Es lógico: se aplica de forma directa en la zona a través de alguno de los tips que te vamos a dar a continuación y así se queda ligeramente adormilada. 

Fruta muy fría

Si tu bebé toma alimentos sólidos, los trocitos de fruta helada (no congelando, sino muy fría) son una muy buena “herramienta” para aliviar las molestias de la dentición. Así, además, prueban nuevos alimentos saludables. Para evitar ahogos, no debéis perder de vista a vuestro hijo. Una muy buena elección es la sandía sin pepitas.

Manopla o trapo limpio

Es un consejo poco utilizado pero que también funciona bien. Imprescindible que esté muy limpio: lo que se hace es sumergirlo en agua y refrigerarlo. Si es un trapo, dóblalo bien para facilitar al peque que lo muerda y vigila que no se ahogue por el ansia por aliviarse en caso de que le guste. 

Frota una cuchara de metal

Refrigerando mucho una cuchara de metal pequeña, si el peque se deja, puedes frotar con su parte posterior sus encías. Como si le dieras con ella un masaje, con mucha suavidad.

Juguete para la dentición

Elige mejor un diseño sólido, que no tenga gel ni líquido para evitar sustos en caso de que se rompa, y refrigerarlo muy bien. De nuevo, es fundamental que el juguete esté siempre muy limpio, por lo que debes tener especial cuidado con el lugar de la nevera donde lo colocas.

Yogur frío

Textura muy agradable, sabor que les gusta y alimento saludable si es natural o griego. Y sin riesgo de ahogamiento. El yogur es una forma de alivio ideal para la dentición, tal y como recomienda Xènia Débes, nutricionista y asesora de lactancia materna.

Helados saludables

La gran ventaja de que tu bebé pase la época de la dentición en el verano es que le apetecerán mucho los helados. Son la mejor solución siempre y cuando los hagas caseros y sean saludables. Puede ser de leche materna o de combinaciones de frutas como las que te propusimos aquí hace unos días. Es fundamental que vigiles, si tienen palo, que vigiles al peque para retirarlo cuando sea peligroso. 

Biberones con agua fría

Otro consejo de Xènia Débes son los biberones de agua fría. Les gustará y les aliviarán tanto la temperatura del agua como morder la tetina del bibe.

Desgraciadamente, no existen fórmulas milagrosas para combatir el dolor y las molestias, dependiendo el caso y el momento, que causa la dentición. Es una época de acompañar mucho a vuestro hijo y de tener especial paciencia y mucha empatía con él. Pasará pronto y lo hará de una manera más llevadera con estos consejos.

Rubén

Rubén García Díaz

Papá de dos niñas y periodista, la mejor combinación para que broten dudas, curiosidades, consejos efectivos (también otros que no lo son tanto) y experiencias satisfactorias que compartir en este espacio privilegiado para ello.

Continúa leyendo