Vacunas infantiles

La vacuna del tétanos: toda la información

Cuando los padres acuden a urgencias porque sus hijos se han hecho alguna herida profunda, que necesite curas, puntos o algún tratamiento específico es frecuente que nos pregunten sobre la vacuna del tétanos. Esto es todo lo que debes saber.

La gran mayoría de la población relaciona las heridas sucias o producidas con utensilios metálicos y oxidados con el riesgo de sufrir tétanos. Sin embargo, conviene saber que, en el calendario de vacunas actual la vacuna del tétanos se administra a los dos meses y durante el primer año de vida se administran varias dosis de recuerdo, lo que significa que cuando los niños se hagan heridas, generalmente, no van a necesitar recibir la vacuna de nuevo.

¿Qué es el tétanos?

La vacuna del tétanos
Foto: Istock

El tétanos es una enfermedad muy grave provocada por la toxina de una bacteria llamada Clostridium tetánico y se produce como consecuencia de la contaminación de heridas con este germen. Esta bacteria se encuentra de forma habitual en forma de esporas en la tierra, suelo y el intestino de animales y humanos. La potente toxina tetánica actúa como un veneno que afecta al sistema nervioso central, causando rigidez muscular generalizada, espasmos dolorosos, dificultad para respirar y tragar, convulsiones y otros síntomas que amenazan la vida del enfermo.

Las heridas que más se asocian con el tétanos son las contaminadas con tierra, estiércol o heces o aquellas con bordes amplios y poco definidos o necróticos como las que se producen por desgarros, aplastamientos, mordeduras o quemaduras. Las heridas contaminadas con trozos de cuerpos extraños, las fracturas de huesos con heridas o las congelaciones también tienen más riesgo de tétanos.

¿Es frecuente el tétanos?

Gracias a la vacunación, es ahora muy poco frecuente en España, pero hay que tener presente que en esta enfermedad no existe el efecto rebaño de las vacunas ¿Qué quiere decir esto? Que los vacunados no sirven de escudo para los no vacunados. Esto es fácil de entender. Si no estás vacunado y tienes una herida sucia o contaminada, por mucho que las personas de tu alrededor estén vacunadas, tienes altas probabilidades de tener la infección. En el caso de las enfermedades infecciosas que se transmiten de persona a persona, pongamos por ejemplo una gripe, si todas las personas de tu entorno se vacunan, aunque tú no lo hagas, es mucho menos probable que te infectes, ya que no te la contagiarán.

Actualmente es más frecuente que el tétanos afecte a personas mayores que no están bien vacunados. Esta enfermedad continúa siendo un importante problema de salud pública en muchas partes del mundo, especialmente en los países de bajo nivel socioeconómico, donde no se vacuna de forma generalizada a su población.

¿La vacuna del tétanos está incluida en el calendario de vacunas?

Sí, la vacuna está incluida en todos los calendarios de vacunación sistemática de las comunidades autónomas españolas. Al llegar a la adolescencia, los niños que hayan seguido el calendario, habrán recibido, al menos, 5 dosis de antitetánica, que van incluidas en diferentes vacunas combinadas.

¿Cómo es la vacuna del tétanos?

Se trata de vacuna inactivada (no es una vacuna viva) y contiene la toxina que fabrica la bacteria de forma que estimula la producción de defensas (anticuerpos) contra ella. La vacuna del tétanos no se administra sola, sino que su presentación forma parte de vacunas combinadas que incluyen otros componentes para otras enfermedades (difteria, tos ferina, polio)

La primera vez que el bebé recibe protección contra el tétanos es formando parte de la vacuna hexavalente que se administra en el primer año de vida, con pautas de 2, 4 y 11 meses, y también se incluye en el preparado trivalente de los 6 años. Asimismo, está incorporada en la vacuna de refuerzo de los adolescentes, junto con el componente de difteria y en ocasiones también con el de la tosferina.

¿Qué debe hacerse ante una herida para evitar esta enfermedad?

La mejor prevención se consigue con la vacuna. Si se sigue el calendario de vacunación vigente, al llegar a la edad adulta, se deben haber recibido al menos 5 dosis de vacuna y se considera finalizada la inmunización. A partir de entonces no suelen ser necesarias más dosis de vacuna hasta los 60-65 años.

Además de tener la vacunación antitetánica en regla, ante las heridas es importante el lavado y desinfección, además de las curas adecuadas realizadas por profesionales de enfermería. En determinados casos también puede ser necesario el tratamiento antibiótico que prescribirá el médico.

Carmen de la Torre

Carmen De La Torre Morales

BIO: Licenciatura en Medicina por la Universidad de Córdoba, Especialidad en Pediatra en el Hospital Reina Sofía de Córdoba. Máster en Urgencias Pediátricas por la Universidad de Sevilla. Experiencia de 12 años en la consulta de Pediatría. Creadora de contenidos en YouTube e Instagram.

Continúa leyendo