Patrocinado

Llega la bronquiolitis: ¿qué debemos saber?

3 minutos

La bronquiolitis es una inflamación y acumulación de mocos en las vías aéreas más pequeñas de los pulmones llamados bronquiolos. Afecta principalmente a los peques menores de dos años y preocupa sobremanera a todos los papás. ¿Cómo prevenirla?

También te puede interesar: ¿Cuáles son los síntomas de la bronquiolitis?
bronquiolitis

La bronquiolitis es una enfermedad respiratoria causada principalmente por el virus respiratorio sincitial (VRS). Comienza como un catarro común, con su tos y sus mocos, pero tras estos síntomas afecta a los bronquiolos y, entonces, el pequeño comienza a presentar dificultades para respirar: aumentan el ritmo de la respiración, se le marcan las costillas al tomar aire, se le mueve mucho el abdomen al respirar o se le escuchan “silbidos”... En la bronquiolitis, la vía aérea se obstruye debido a la inflamación de las paredes de los bronquiolos. Debido a esto el niño comienza a estar desanimado, se pone pálido y aumenta su temperatura corporal.

En la bronquiolitis, la vía aérea de obstruye debido a la hinchazón de la sparedes de los bronquiolos.

Síntomas de la bronquiolitis

El combo ya mencionado: tos, fiebre e inapetencia, que provoca que el peque se debilite.

Además, el niño presenta fatiga, respiración rápida o sibilante, problemas al respirar, cuando inhala se le hunden los músculos de las costillas y, en los casos más graves, se le pone la piel, los labios y las uñas azulados.

¿Qué niños son los más vulnerables a sufrir bronquiolitis?

La bronquiolitis es muy común, no siempre es grave, pero entre el 11% y 19% de los niños menores de dos años la sufrirán. La mayor parte de los niños infectados por el VRS solamente padecen un ligero resfriado. Sin embargo, en los bebés lactantes infectados por este virus concreto es más probable que desencadene en bronquiolitis. Esto se debe a que sus vías aéreas son estrechas y se bloquean con facilidad cuando se inflaman. Por eso la bronquiolitis es más grave en los menores de seis meses y en especial en los recién nacidos (menores de un mes), así como en los prematuros con problemas respiratorios al nacer.

Además estos peques, algunos otros son más vulnerables a sufrirla, por ejemplo los bebés con cardiopatías congénitas hemodinámicamente significativas, ya que estos peques tienen mayor riesgo de sufrir infecciones respiratorias graves.

Por otro lado, es bastante común que a un episodio de bronquiolitis les sigan repetidos catarros de origen vírico, acompañado de muchos mocos. Es posible, también que alguno acabe padeciendo asma, por lo que el pediatra deberá controlar su evolución.

Prevención de la bronquiolitis

La bronquiolitis se contagia principalmente tocando objetos contaminados con el virus y luego tocándose los ojos, la nariz o la boca. Por eso es importante que las personas con infecciones respiratorias, aunque sea un simple catarro, se laven las manos a menudo y, sobre todo, antes y después de tocar al niño o los objetos que el peque utiliza.

Es importante también evitar sitios concurridos o donde haya muchos niños y hay que evitar por completo la exposición al humo del tabaco.

Se recomienda, siempre que sea posible, continuar con la lactancia materna, ya que los niños lactantes están más protegidos contra la bronquiolitis.

¿Cuándo acudir al médico?

Hay que ir al servicio de urgencias:

  • Cuando el bebé es menor de tres meses y presenta alguno de los síntomas.
  • Si tiene fiebre que dura más de tres días o es fiebre muy alta.
  • Si tiene dificultad respiratoria (respira más deprisa de lo habitual) o hace pausas respiratorias o emite quejido al respirar.
  • Si su piel se pone morada, en especial alrededor de los labios.
  • La piel se hunde en las costillas.
  • Rechaza o presenta dificultad para ingerir los alimentos.
  • Está muy agitado o bien muy dormido.

Hay que consultar al pediatra:

  • Ante la aparición de los primeros síntomas si fue prematuro. 
  • Si tiene una enfermedad del corazón.

Fuente: Asociación Española de Pediatría

Etiquetas: bebé, bronquiolitis, fiebre, medicamento bebés, salud, salud del bebé, tos niños, tos seca bebés

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS