Productos del mercado

Lo que debes tener en cuenta a la hora de comprar productos para bebés

Selecciona cremas, toallitas o jabones con el mínimo número de componentes posibles y pañales que ofrezcan una máxima absorción para que la humedad no irrite su culito. Aquí te comentamos qué hay que saber para poder elegir adecuadamente las lociones.

La llegada del bebé a casa siempre la intentamos preparar con mucha antelación,. Que si la habitación, la cuna, el cochecito, la sillita, una trona Muchas compras, muchos gastos, y, sobre todo muchas dudas respecto a lo que ofrece le mercado y la calidad de estos productos

Ser padres significa un mundo nuevo de accesorios. Desde monitores de bebé hasta y bolsos de pañales. Si hay una cosa que más nos preocupa tiene que ver con su piel. Esta es muy delicada cuando son pequeños y hay que saber adecuadamente qué productos escoger que sean buenos. 

El sarpullido recurrente provocado por el pañal es la afección de la piel más común para la cual los padres recientes piden el consejo de un dermatólogo o de un pediatra para que les asesore. Esta afección es causada por los constantes pañales húmedos y sucios, y el uso de productos para bebé innecesarios, como talcos, cremas, lociones y aceites. 

¿Qué debemos hacer cuando cambiamos los pañales del bebé?

Los primeros años de vida, y hasta que dejen definitivamente el pañal, el culito del bebé está en permanente contacto con este artilugio, por eso es importante cuidar la piel de nuestro bebé con especial atención y protegerla lo mejor posible mediante cremas de pañal. La función de barrera protectora es menos eficaz en la piel de los bebés. Por ello, es esencial elegir productos que sean delicados con su cuerpo. Selecciona cremas, toallitas o jabones con el mínimo número de componentes posibles y pañales que ofrezcan una máxima absorción para que la humedad no irrite su culito.

El mejor tratamiento para las rojeces causadas por pañal es mantener una buena higiene en esa zona. Para ello hay que tener en cuenta una serie de elementos como explican desde la OCU (Organizadores de Consumidores y Usuarios): 

  • Al cambiar el pañal, lavar el culito del bebé con agua tibia y, si hiciese falta, con un jabón adecuado.
  • Evitar los que llevan ingredientes como sodium lauryl o laureth sulphate, que pueden ser demasiado agresivos.
  • Existen limpiadores más suaves, como los que tienen betaine, o disodium lauroamphodiacetate.
  • El secado también es primordial, para que la zona no quede humedad, sécalo con una toalla suave y dando toques.
  • Las toallitas húmedas solo se deben usar para cuando estamos fuera de casa, no dentro. ¿Por qué? Porque las sustancias de estas toallitas permanecen mucho tiempo en la piel, aumentando el riesgo de reacciones alérgicas.
  • Y si queremos hidratar la piel de los bebés, una buena opción son unas gotitas de aceite de almendras.

Opta por lo natural

  • En un principio, es recomendable tratar a todos los bebés como si tuviesen la piel atópica y comprar productos acordes a estas necesidades. De esta forma, evitaremos las posibles afecciones que puedan darse en su piel.
  • Se debe mostrar especial cuidado con los agentes conservantes y perfumes, ya que son los que más alergias pueden producirles. Además, el olor a bebé produce en las madres un efecto de absoluto enamoramiento, favoreciendo que segreguen las hormonas que ayudan a sobrellevar el cansancio del posparto, a crear vínculo con el bebé y a, incluso, conseguir establecer la lactancia.
También te puede interesar:

Continúa leyendo