La opinión del pediatra

Los monitores domésticos están desaconsejados en bebés sanos

3 minutos

No hay evidencia de que los sensores en la ropa que registran 'los signos vitales' prevengan problemas de salud infantiles y causan alarmas innecesarias.

También te puede interesar: 7 mitos sobre la muerte súbita del lactante
calcetín-inteligente

Existe un nuevo tipo de monitor para bebés: son los sensores eléctricos que se colocan en los calcetines o los botones de la ropa (por ejemplo) y que monitorizan continuamente los "signos vitales" como la respiración, el pulso y el nivel de oxígeno, y notifican cualquier anomalía a los padres a través de un smartphone.

Pero las continuas falsas alarmas de los monitores acaban con los nervios de los padres y llevan a que se hagan pruebas innecesarias a los bebés. Así lo asegura el Dr. Christopher Bonafide, médico en el Hospital Pediátrico de Filadelfia, en un reciente editorial publicado en la revista Journal of the American Medical Association (JAMA).

En su artículo explica que estos monitores de los signos vitales no han sido aprobados por la Agencia de Alimentos y Medicamentos de EE. UU., y que no hay evidencias de que los dispositivos prevengan ningún problema potencialmente fatal en los bebés.

Causan alarmas innecesarias

El Dr. Bonafide cuenta que se enteró de la existencia de estos monitores cuando una madre llevó a su bebé sano a la sala de emergencias después de que sonara una alarma. "Su hijo estaba completamente sano pero como saltó una alarma, la familia vino a emergencias", comentó. "Los médicos que estaban allí dijeron que quizá deberíamos ingresarlo para tenerlo en observación, algo innecesario porque las falsas alarmas pueden producirse si los pequeños activan el monitor al darle una patada o al darse la vuelta, o si experimentan un cambio inofensivo en sus signos vitales que el dispositivo interprete como una amenaza para su vida”, dijo Bonafide.

Es probable que los bebés que lleguen por una falsa alarma se sometan a análisis de sangre, a radiografías y otros procedimientos que son potencialmente dañinos, dijo Bonafide. Esas falsas alarmas también acaban con los nervios de los padres jóvenes ya faltos de sueño, añadió.

Sí pueden ayudar

Uno de estos dispositivos es el Smart Sock (calcetín inteligente) con sensores, de Owlet Baby Care. "Al dar a los padres la información correcta en el momento correcto, les estamos ayudando a tomar decisiones informadas", dijo Owlet en respuesta al artículo de opinión de JAMA. La compañía afirmó que su misión es "ayudar a los padres a ser proactivos con respecto a la salud y el bienestar de su bebé".

A las críticas surgidas a Smart Sock, Owlet respondió que la compañía ha realizado "unas pruebas de seguridad del producto extensivas y que cumple con los requisitos de la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor”.

Hay que verificar su eficacia

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) recomienda que no se usen monitores de alta tecnología para los bebés que gozan de buena salud, dijo la Dra. Rachel Moon, jefa de pediatría en la Facultad de Medicina de la Universidad de Virginia y que preside el grupo de trabajo de la academia sobre el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL).

A la AAP también le preocupa que los padres que usen los dispositivos no sigan las directrices para un sueño seguro que han demostrado que previenen las muertes por SMSL. "Nos preocupa que las personas se vuelvan complacientes", dijo Moon. "Si tienen un monitor, quizá sientan que pueden acostar al bebé boca abajo".

De todas formas, en su artículo, el Dr. Bonafide asegura que no quiere que los dispositivos sean retirados del mercado, ya que podrían proporcionar una monitorización necesaria de los bebés con problemas respiratorios o cardiacos. Pero le gustaría que la La Agencia Americana de Alimentos y Medicamentos interviniera y requiriera que se hagan estudios para verificar la precisión y la seguridad de los monitores.

"La innovación en el modo en que monitorizamos a los niños es muy valiosa", dijo Bonafide. "El problema es que estas compañías se han saltado todos los pasos que existen para realmente proteger al público del daño de estos dispositivos".

Etiquetas: bebé, monitorización, muerte súbita, muerte súbita del lactante, recién nacido

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS