Según un estudio reciente

Los virus de la guardería inmunizan hasta los 6 años

Los bebés que van a la Escuela Infantil sufren gastroenteritis antes que los que permanecen en casa, pero desarrollan menos estas infecciones en preescolar.

Es de sobra conocido que cuando se lleva por primera vez a los niños a las guarderías, éstos suelen llevar consigo y llevar a casa una serie de virus que ellos sufren y sus papás también. A veces estos últimos incluso más ya que si sus hijos suelen estar vacunados, no suele ser así en su caso. 

Y es que aunque las escuelas infantiles toman precauciones para evitar la propagación de virus, tanto de catarros como estomacales, por ejmplo desinfectando las superficies y promoviendo un lavado frecuente de las manos de todos los pequeños, lo cierto es que los bebés que asisten a estos centros contraen más infecciones que los que se quedan en casa. ¿Cuál es la razón? Simple y llanamente que los que van a las guarderías están más expuestos por su proximidad y cercanía a otros pequeños y por respirar y tocar las mismas cosas que ellos. 

Hasta aquí, nada nuevo. Lo realmente novedoso es que según un estudio estos mismos niños, por su exposición temprana al virus, están protegidos contra estos gérmenes entre los 3 y los 6 años de edad.

Según explica Marieke de Hoog, la autora del estudio e investigadora postdoctoral en la Universidad de la ciudad de Utrecht (en los Países Bajos) "la guardería influye el momento en que se sufre la gastroenteritis (antes de los dos años de edad), pero no aumenta la incidencia, ya que les inmuniza en la etapa preescolar, antes de la educación obligatoria". Añade, además, que "es posible que el efecto protector persista más allá de los 6 años aunque se necesita más investigación para respaldar esa idea".

También te puede interesar:

Resultados contundentes

En esta investigación, que duró 11 años, publicada en la revista Prediatrics, se analizó a un grupo de más de 2.200 niños todos ellos menores de 6 años. De ellos, el 83 por ciento habían asistido a guarderías antes de cumplir el año de edad.

Los científicos encontraron una tasa hasta un 13 por ciento más alta de gastroenteritis aguda, o gripe intestinal, entre los niños de las guarderías en sus dos primeros años. Sin embargo, estos mismos pequeños sufrieron menos virus estomacales después, entre los 3 y los 6 años de edad, que los que no habían acudido a una escuela infantil de bebés. Esto parece indicar que cuentan con un efecto protector debido a su exposición temprana a los virus.

El Dr. Stephen Eppes, director de enfermedades infecciosas pediátricas de Wilmington (Delaware, Estados Unidos) opina al respecto, en la publicación HealthDay, que "el cuerpo desarrolla una inmunidad al menos parcial a esos virus y bacterias tras enfermar, pero no es como la varicela, que se sufre una vez y básicamente se tiene protección para toda la vida. En el caso de la gastroenteritis, se puede sufrir una vez o varias veces más, pero los casos subsiguientes en general son más leves". 

CONTINÚA LEYENDO