Masajes a bebés

Masaje Infantil: un diálogo a través del tacto

7 minutos

Los bebés necesitan ser acariciados, tocados, escuchados, sentidos. Descubre los beneficios para TODOS de realizar un masaje al bebé o un masaje a tu hijo. Te contamos cómo realizarlo y todo lo que necesitas del masaje infantil.

masaje en bebés

El sentido del tacto se desarrolla entre las 6 y 9 semanas de gestación. Desde ese momento el feto recibe dentro del útero un 'masaje' constante. Según el antropólogo Dr. Ashley Montagu: “Los seres humanos no pueden sobrevivir sin el tacto; es una necesidad básica”.

La madre y el bebé comienzan a establecer una relación afectiva desde el primer encuentro. Las caricias le proporcionarán seguridad y confianza para iniciarse en una nueva vida. El equilibrio emocional y psíquico que necesita para adaptarse y crecer sano, será generalmente recibido a través de una madre y un padre que le acarician, responden a sus demandas y le colman de atenciones.

Existe una actitud innata en animales y en el ser humano que si se redescubre y escucha, facilitará  la comunicación y el encuentro intenso entre ambos.

La piel es el medio de comunicación más importante para reconocer el mundo exterior, sobre todo, en los primeros años de la vida cuando la ejercitación táctil y oral son elementos primordiales de conocimiento. Podemos entender que todo lo que hace referencia al contacto corporal, nos facilitará establecer un lenguaje especial y particular, único entre los padres y sus bebés.

¿Cómo se establece el diálogo?

masaje en niños

El diálogo, el contacto piel con piel, se realiza a través de 6 puntos:

1. Verbal/no verbal
2. Conexiones neuronales
3. Utilización de todos los sentidos
4. Íntimo y de calidad
5. Tónico muscular
6. Contacto temprano y único con ambos padres

El masaje infantil es uno de los métodos más entrañables de comunicación entre los padres y sus bebés, que cada vez con más fuerza se instaura en nuestra cultura. Es un arte que se transmite de generación en generación en culturas indígenas y orientales.

Llega a occidente a través del obstetra francés Frederic Leboyer y más tarde en los años 70, Vimala McClure, crea un programa internacional integrando diferentes técnicas, después de su experiencia positiva en un orfanato de la India. Cuando realizaba la observación del masaje que las madres hindúes prodigaban a sus bebés, posiblemente no imaginó que años más tarde, su programa sería considerado una herramienta imprescindible de comunicación entre padres y bebés, actualmente Instaurado en más de 70 países.

El masaje infantil ofrece la posibilidad de entrar en contacto y estar más cerca del bebé. Los nuevos padres que no tienen la disposición de tocar a los bebés, encuentran en el masaje la vía sencilla para hacerlo, ya que les permitirá superar miedos, ideas preconcebidas o estereotipos. El masaje diario les ayudará a entender y comprender las necesidades de su bebé, desarrollando una mejor capacidad para observar las “señales”. Los bebés “hablan” con el cuerpo, con el llanto, con la mirada, sólo hay que escucharles, descodificar y comprender sus mensajes. 

Los beneficios del masaje en bebés y niños

Los beneficios no están solamente relacionados con lo físico y/o fisiológico sino, que están presentes en diferentes ámbitos:

Beneficios para los bebés:

  • Interacción: dar y recibir con generosidad y respeto
  • Relajación: favorece el sueño, desarrollo del sistema nervioso
  • Estimulación del sistema inmunológico, aparato digestivo, respiratorio. Alivio: de cólicos, estreñimiento y pequeñas incomodidades

Beneficios para los padres:

  • Mejor entendimiento mutuo
  • Implicación temprana del padre
  • Estimula la lactancia
  • Promueve el apego seguro
  • Ees un momento único de comunicación y relajación

Beneficios para la familia:

  • Implica a los hermanos y a toda la familia
  • Favorece el respeto
  • Proporciona un ambiente relajado
  • Reduce los conflictos

Beneficios para la sociedad:

  • Incrementa el respeto y la tolerancia
  • Reduce la violencia y los abusos
  • Promueve el tacto positivo
  • Reduce costos de la seguridad social

Durante unos de los cursos de Asociación Española de Masaje Infantil, para familias y sus bebés decía una madre que participó en uno de los cursos que ofrecen realizados por educadores especializados, certificados por IAIM (International Association of Infant Massage) creados por Vimala McClure y que se imparte en 70 países del mundo: “así se establece el diálogo tónico, donde el tiempo y el espacio se pierden”. “Después de mi primera clase para aprender a hacer masajes a mi bebé, quedó patente la conexión que existía entre nosotras. Disfrutábamos por igual, yo tocándole sus piernecitas y ella recibiendo mis caricias. Y mi bebé sonreía”, comenta Ana.

Cómo se realiza un masaje a un bebé o un masaje a un niño

masaje infantil: como se realiza

Para realizar el masaje es necesario estar en una actitud relajada y buscar un sitio para estar tranquilos, alejados de ruidos molestos. Primero que nada explicaremos al bebé lo que vamos a hacer y le pediremos permiso.

1- Cómo aliviar el malestar de la dentición:

Hablarle, acercándote a su cara. Coloca unas gotas de aceite en tus manos y comienza a dibujar con los dedos pulgares, una sonrisa sobre el labio superior, repitiendo el movimiento desde el centro hacia los lados. Continuar con el mismo movimiento debajo del labio inferior. Por último; amasa los laterales de las mandíbulas.

2-Cómo relajar al bebé:

Respirar profundamente; sentir la respiración ayuda a tomar contacto con nuestras sensaciones y emociones. Agita tus manos como si quisieras liberarte de algo y luego colócalas sobre la cabeza del bebe y comienza a desplazarlas de cabeza a los pies con movimientos ágiles y firmes. Realiza varias veces estos “toques de relajación “ que le ayudarán a relajarse.

3- Cómo aliviar los cólicos del lactante

Pon primero suficiente aceite en tus manos y colócalas sobre la barriga del bebe. Realiza movimientos como si tus manos fueran una rueda hidráulica. Repite el movimiento varias veces.

Lo más importante es que le acompañes, le mimes y le digas que le entiendes y que harás todo lo posible para que pase el malestar. Si le coges en brazos ganará en confianza y seguridad.

Durante los cursos se facilita la comprensión y el conocimiento de una técnica sencilla del masaje infantil que puede ser utilizada para aliviar el malestar que produce la salida de la dentición, los cólicos del lactante, o ayudar a relajar al bebé, entre otras. Además, en los cursos las familias tienen la posibilidad de compartir con otras familias diferentes temas de crianza en los debates que se realizan al final de una sesión. Lo más importante que transmiten en los cursos es a valorar, comprender y respetar a los bebés. La importancia de pedirles permiso, crucial para saber si es el momento de recibir el masaje, ya que son ellos quienes deciden. El masaje es una forma de comunicación afectiva, de vínculo y de respeto al nuevo ser. Es evidente que ayuda a mejorar las pequeñas incomodidades que se generan en el primer año de la vida, aunque la parte emocional y afectiva tiene mayor alcance y profundidad.

¿Desde qué edad del bebé puedo darle masajes?

A partir de los dos primeros meses de la vida se puede comenzar con los masaje. En el caso concreto de los bebés prematuros, niños adoptados, bebés con necesidades especiales o bebés que hayan tenido que estar hospitalizados los beneficios se acentúan. Si el bebé nacido a término inhibe a los progenitores, a veces, el deseo de tocar, más aún el bebé nacido antes de tiempo o que haya sido hospitalizado que ha de permanecer un tiempo entre hospitales, incubadoras, pinchazos... Esta dura situación genera un mar de dudas, emociones, conflictos y culpabilidad.

Por eso, el Tacto Nutritivo rompe con la barrera del miedo e incomunicación y les ayuda a establecer un contacto directo con su bebé. El tacto favorece el aumento de peso y ayuda a desarrollar el sistema nervioso. La piel del bebé prematuro es tan sensible que percibe profundamente el calor y los estímulos táctiles aún dentro de la incubadora. Es una manera tierna que le ayuda a sentir que su madre y  el padre le quieren y están junto a él.

 

Elsa Rodríguez es la presidenta de la Asociación Española de Masaje Infantil 

Etiquetas: masaje, masaje cólico, masajes para bebés

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS