Patrocinado

Mi bebé acaba de nacer, ¿es malo tener perro?

Cuando llega el recién nacido a casa nos asalta la duda de si la convivencia es posible. Extremar la higiene es prioritario.

Bebés y mascotas no son incompatibles, al contrario, la relación que establecen puede ser muy beneficiosa, pero la convivencia entre ambos debe estar sometida a un control. En este momento hay que extremar la higiene del animal, llevarlo al veterinario, desparasitarlo y tener al día todas sus vacunas. Además, hay que evitar el contacto del bebé con la mascota, sobre todo en las primeras semanas en las que puede presentar alguna reacción alérgica, y nunca se les debe dejar solos.

Zonas sensibles

MENFORSAN ayuda a mantener la higiene del perro para que, si está en contacto con el niño, no se produzcan reacciones. El Limpiador Facial MENFORSAN, un producto suave con aloe vera, higieniza y limpia el hocico sin necesidad de agua, y también está recomendado para limpiar otras zonas delicadas y sensibles, eliminando todo rastro de suciedad y dejando la zona totalmente limpia y sin gérmenes. 

Pelo bien limpio 

Para evitar la descamación de la piel y la caída del pelo, la línea de champús de MENFORSAN está especialmente adaptada al pH de cada perro. Existen 16 champús, todos muy suaves, para proteger y cuidar la piel del animal. Destacan especialmente el champú con avena y el de proteínas de seda y aceite de argán, con propiedades específicas para proteger la piel y el pelo del perro, con el que se mantendrá limpio, desodorizado y desinfectado. Así, la convivencia del bebé y del perro será totalmente segura e higiénica, sin peligro de contagios o alergias.

Productos específicos y seguros

El Limpiador Facial de MENFORSAN garantiza una higiene máxima en las zonas delicadas y sensibles del perro, limpiando de forma suave pero completa. Para la piel y el pelo MENFORSAN ofrece una gama de 16 champús adaptados al pH de cada animal.

Continúa leyendo