Vídeo de la semana

Causas de su aparición

¿Por qué motivos pueden los bebés tener tos seca?

Puede que sea la propia del arranque de un proceso vírico, pero también hay otras causas que la provocan como la sequedad del ambiente, el asma e incluso la bronquiolitis.

Tos del bebé
Tos del bebé (Foto: depositphotos)

La tos es siempre tos, pero estamos de acuerdo en que no siempre es igual. Es más, durante un catarro o una gripe suele pasar por distintas fases, si bien a grandes rasgos se puede diferenciar entre tos blanda, acompañada de mucosa, o seca. Los bebés no están exentos de sufrir un tipo y otro de tos, aunque es la segunda, la seca, la que suele generar más alarma en los padres del pequeño. 

El motivo de dicha alarma no es otra que lo escandalosa que es esta tos. Es ruidosa, como una especie de ladrido, y hasta duele la garganta en la distancia, cuando oímos cómo emerge de la boca de otra persona, como para que no así en caso si esta es un bebé. Además, la tos blanca se asocia con procesos víricos, de ahí que no suela preocupar tanto como la aparición repentina de la tos seca, que si se prolonga en el tiempo suele ir acompañada de ronquera en la voz.

Causas de su aparición

Más allá de que sea el síntoma clásico del arranque de un proceso vírico, existen otros motivos que explican la aparición de la tos seca. Uno de los más habituales, si no presenta síntomas previos o asociados, e irrumpe generalmente por la noche, mientras el recién nacido descansa, es la inflamación de las vías respiratorias superiores.

Esta es una tos que empeora generalmente en los espacios muy secos, por lo que es recomendable utilizar el humidificador o darle al pequeño un baño de agua caliente después de haber aumentado el nivel de humedad en la habitación. De hecho, puede no existir una inflamación alarmante de la laringe o la tráquea y que aparezca la tos seca en forma de ataque si la sequedad del ambiente se deja notar en exceso. 

Otras causas

Por lo demás, el otro gran causante de una tos seca que no tenga que ver con un virus es el asma, ya que la inflamación de las vías respiratorias bajas de los pulmones dificulta muchísimo la respiración, de ahí que se produzca una tos que es muy característica ya que va acompañada de una especie de silbidito.

Se puede confundir la tos asmática con la tos de la bronquiolitis, pero en cualquiera de los dos casos se deben tomar medidas urgentes para ayudar al niño a respirar mejor. Lo más recomendable es facilitarle una postura en la que respire mejor y acudir al médico. 

Continúa leyendo