Palabra de expertos

Por qué no es buena idea (salvo excepciones) llevar a tu hijo a urgencias con síntomas leves de Covid-19

El pediatra de urgencias Hospital Universitario Niño Jesús de Madrid explica por qué, salvo excepciones, no debemos llevar a los menores de edad a urgencias estos días para intentar no saturar más este servicio esencial de la sanidad pública.

Foto: Pexels
Foto: Pexels

“El volumen de pacientes que se están atendiendo en Urgencias estos días dificulta dar una atención de calidad a los pacientes que realmente lo necesitan. Hacer un uso racional de las Urgencias nos beneficia a todos porque todos podemos ser un día los que tengamos una urgencia”.

Estas son palabras escritas en su cuenta oficial de Twitter por parte de David Andina. Su nombre, salvo que le sigas en las redes, quizá no te suene, pero debes saber que es pediatra de Urgencias en el Hospital Universitario Niño Jesús de Madrid y Premio Nacional de Medicina en el año 2008. Y, lo más importante, es un testimonio basado en su propia experiencia compartido en la mañana del día de Navidad “saliente de mi peor peor guardia en Urgencias Pediátricas en años”. 

 

Hoy en día, las redes sociales son una fuente de información directa y complementaria para los medios de comunicación si se utilizan de forma responsable. En ocasiones, las menos, pero este es uno de esos casos, ni siquiera hace falta aportar nada nuevo a la información; basta con transmitirla y hacer de altavoz de un testimonio tan interesante y completo como el de David Andina, una voz autorizada sobre el terreno que nos alerta a todo, casi nos suplica, que no llevemos a nuestros hijos a urgencias de los hospitales en plena sexta ola de la pandemia si no hay síntomas o un historial médico en el menor que lo recomienden

El motivo no es otro que intentar evitar el colapso de las urgencias de los hospitales, generales o infantiles, como es el caso del centro en el que el pediatra trabaja, debido al “aumento brutal del número de niños atendidos en Urgencias a expensas de patología no urgente que muchos padres reconocen como no urgente”, explica.

Cómo actuar

Andina no solo hace este llamamiento, sino que va un paso más allá en este hilo que se ha hecho relativamente viral en las últimas horas en Twitter. A lo largo de un hilo, intenta condensar información útil para padres y madres en estos días navideños donde el virus vuelve a campar a sus anchas, especialmente en regiones como Madrid, donde se desempeña profesionalmente este reputado pediatra de urgencias.

Explica Andina cómo actuar en función de las distintas circunstancias. No añadimos ni restamos una sola coma a lo expuesto por el:

  • Si un padre (o hermano) es COVID positivo y un niño empieza con fiebre o síntomas respiratorios ese hijo tiene COVID con casi total seguridad. Si los síntomas son leves, acudir a Urgencias para confirmar lo obvio no tiene sentido. El manejo es igual a cualquier cuadro vírico.
  • Si tenéis un hijo con fiebre o síntomas respiratorios o gastrointestinales y le hacéis un antígeno de farmacia y es positivo ese niño tiene COVID. Si los síntomas son leves acudir a Urgencias no tiene sentido. No se repite el test. El manejo es igual a cualquier otro cuadro vírico.
  • Si vuestro hijo ha sido contacto estrecho de un caso positivo, tiene fiebre y síntomas respiratorios o gastrointestinales y acudís a Urgencias debéis saber que el resultado negativo del antígeno NO descarta COVID y mientras tenga síntomas todos debéis mantener el “aislamiento social”.
  • Si un hijo es contacto estrecho de un caso positivo y no tiene síntomas no acudáis a Urgencias porque no se hacen pruebas a contactos asintomáticos. Inventarse algún síntoma para que le hagan la prueba supone una historia clínica, una exploración física y un tiempo que no tenemos.

Por otro lado, David Andina en su hilo para explicar por qué, en general, debemos no acudir a urgencias con nuestros hijos e hijas estos días, advierte de la importancia de “aseguraros que el teléfono de contacto es el correcto y tener el móvil encendido con volumen” en caso de que esté pendiente la comunicación del resultado de un test COVID. “Es frustrante dedicar un tiempo que no tenemos a llamar múltiples veces a un móvil que no contesta o salta el buzón”, dice.

Y, por último, el pediatra de urgencias del hospital Niño Jesús concluye con un mensaje de tranquilidad para aquellos padres y madres con un niño enfermo de COVID: “Si un hijo tiene COVID o sospecháis que tiene COVID (síntomas y contacto estrecho con positivo) no os preocupéis porque el COVID en niños es una enfermedad leve, más leve incluso que otros virus”.

En este sentido, David Andina recuerda que el cuadro más preocupante en niños asociado a la COVID-19 es el síndrome inflamatorio multisistémico. Este, indica, “aparecía en niños mayores y adolescentes 1-3 meses tras la infección con fiebre, diarrea y dolor abdominal intenso”, pero en la actualidad, añade, “prácticamente ha desaparecido tras la vacunación”.

Por todo ello, David Andina recomienda a los padres y madres “mantener el sentido común” ya que en los niños la necesidad de ingreso es excepcional, y cita este documento muy completo e interesante elaborado por la Sociedad Española de Urgencias de Pediatría en el que se explican los síntomas por los que sí se debe acudir a urgencias con un paciente menor de edad. “Son las mismas que en cualquier otro cuadro infeccioso”, concluye el pediatra de urgencias, que señala que la mayoría de los casos de COVID en niños “se autolimita a 2-3 días y se pueden manejar en domicilio”.

Nos hacemos eco de sus reflexiones y peticiones fundadas en base a la experiencia y la evidencia científica para intentar poner un granito de arena en la concienciación de la población que tiene niños pequeños en casa de cara a lo que queda de sexta ola para intentar no saturar más si cabe las urgencias pediátricas. 

Rubén

Rubén García Díaz

Papá de dos niñas y periodista, la mejor combinación para que broten dudas, curiosidades, consejos efectivos (también otros que no lo son tanto) y experiencias satisfactorias que compartir en este espacio privilegiado para ello.

Continúa leyendo