¿Por qué ocurre?

¿Por qué tu bebé se calma cuando lo coges en brazos y te pones de pie?

Si tu bebé llora, lo coges en brazos y de repente se calma cuando empiezas a moverte, mira aquí las posibles razones que lo explican.

madre e hijo
Fuente: iStock

Los padres alimentan y cuidan de sus bebés, pero también cumplen otra importante función: los consuelan y calman cuando están intranquilos, algo que se aprecia porque suelen acabar llorando. Si eres padre, seguramente te ha pasado, tu niño llora, lo coges en brazos, y si te levantas y te pones de pie, el peque comienza a calmarse como por arte de magia. ¿Quieres saber por qué ocurre esto?

Cuando un bebé se pone a llorar, a veces ocurre una peculiar circunstancia, empieza a calmarse cuando su madre o su padre lo coge en brazos y se pone de pie. Más aún si camina dando un pequeño paseo y lo mece.

Pero, ¿por qué sucede esto? ¿Por qué no ocurre lo mismo cuándo el peque está en la cuna o cuándo la madre lo coge en brazos sentada?

Posibles razones que lo explican

Una respuesta que podemos dar a esta pregunta tiene mucho que ver con la evolución humana y la supervivencia. En el origen de los tiempos, cuando los humanos podían ser perseguidos por los depredadores, lo que hacían era lo que todos imaginamos: huir corriendo.

Por eso, cuando un bebé es cogido en brazos de pie por uno de sus padres, de forma instintiva se calma, y esto es una respuesta evolutiva, porque lo hace para no “interferir en su huida”.

Teniendo en cuenta que el vínculo entre madre e hijo, especialmente, es la primera y más importante relación social que tienen los bebés, estos tienen conductas de manera instintiva para potenciar esa cercanía.

Por otra parte, también debemos echar mano de la ciencia. Según un estudio publicado en Current Biology, un medio dedicado a investigaciones sobre biología, los bebés que están en brazos dejan de llorar inmediatamente y tienen una frecuencia cardíaca menor.

El estudio

Para llevar a cabo el estudio, se colocaron electroencefalogramas a 12 bebés sanos y se les pidió a sus madres que probaran distintas técnicas: que los dejaran en la cuna, que los cogieran mientras estuvieran sentadas y que los cogieran en brazos mientras caminaran unos 30 segundos. El resultado concluyó con lo esperado, que los bebés se tranquilizaban más cuando estaban en movimiento.

Asimismo, también monitorizaron el latido del corazón y comprobaron cómo disminuía cuando las madres se levantaban.  Esto también podría explicar la respuesta evolutiva, pues es mucho más sencillo para una posible huida llevar a un bebé tranquilo y relajado.

Y es que, según apuntaron los investigadores, esta respuesta que tienen los bebés cuando su madre se pone de pie, se debe a una coordinación de regulaciones centrales, motoras y cardíacas que tienen mucho que ver con ese vínculo materno.

Después de conocer este fenómeno y las posibles razones que lo explican, no solo nos sirve como propio conocimiento, sino también para comprender por qué llora un bebé, por qué no debemos tener una reacción desorbitada y por qué no debemos desesperarnos cuando le ocurre.

Con lo que nos debemos quedar es con que está demostrado que cuando un bebé llora esperando a ser atendido, la forma más efectiva para ayudarlo a calmarse es cogerle en brazos y ponernos de pie mientras caminamos.  

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo