Altura del niño

¿Qué factores influyen en la altura del niño?

Cuánto medirá tu hijo de mayor es una de las grandes incógnitas del desarrollo y crecimiento de los niños, ¿qué factores influyen para que un niño sea más alto o más bajito?

altura niña con papá

Papá es un hombre de altura media y mamá es una mujer alta, ¿el bebé será alto cuando sea mayor? Cómo será el niño cuando crezca es una de las mayores incógnitas que tienen los padres cuando esperan y nace su hijo.

Cuando comienza el embarazo se proyectan muchas expectativas con respecto al futuro bebé: ¿se parecerá a mamá o a papá? ¿Tendrá dotes artísticas? ¿Se le darán bien las ciencias? ¿Le gustará la música tanto como a los padres? La mayoría de estos deseos no se verán cumplidos como los padres imaginaban, y eso es lo normal y lo correcto. Los niños tienen sus propias personalidades y, por eso, cualquier cosa que se imaginara en su momento se parecerá poco a la realidad, y si se parece, nunca será como la expectativa que se había generado.

Cuando un óvulo y un espermatozoide se encuentran, los 30.000 genes de papá y los 30.000 de mamá se mezclan y agrupan en 46 cromosomas, por lo que las combinaciones de esos genes son casi infinitas, es decir, que el color de ojos, la altura, la tendencia al sobrepeso… no dependen de un solo factor o gen sino de la combinación de muchas secciones de genes. Así que, ¿cómo podemos saber la altura que tendrá el niño de mayor? Hay muchos factores que influyen en esta característica concreta pero hay 5 que son más determinantes.

Los genes

La herencia genética es, sin duda, uno de los factores más determinantes a la hora de imaginar cuánto medirá el niño. La altura final depende un 60% de los genes que recibe de mamá y papá. No es una regla exacta pero si los padres son altos es normal pensar, y puede que no nos equivoquemos, que el niño también lo será siempre que no lo impidan factores externos.

Cariño y amor

Los niños con carencias afectivas crecen menos que otros niños de su misma edad. El estrés y la ansiedad hacen que su organismo segregue grandes cantidades de somatostatina, una hormona que inhibe la liberación de la hormona del crecimiento por lo que afecta a su altura.

Así que no dudes en besar, abrazar, acariciar y dar los mimos y atenciones necesarias siempre a tu pequeño.

Dormir bien y las horas necesarias

Durante la noche el cuerpo descansa y el cerebro hace los chequeos necesarios para comprobar que todo funciona correctamente pero es que, además, la hormona del crecimiento se segrega entre un 70-80% durante el sueño. Por eso es importante que si el niño duerme no lo despiertes salvo causa de fuerza mayor, los niños son listos y si tiene hambre se despertará pidiendo que lo alimenten, en cualquier otra situación es mejor que lo dejes dormir.

La nutrición del niño

Las generaciones que han ido naciendo han superado siempre en altura a sus antecesoras, esto se debe en gran parte a las mejoras de los hábitos nutricionales y a las condiciones higiénicas que han permitido desarrollar una industria que permite que relativamente todo el mundo pueda alimentarse correctamente, lo que hace que los niños puedan crecer hasta el máximo de su potencial.

Las condiciones sanitarias

La mejora de la higiene general, el acceso al agua potable, la detección y freno de enfermedades, las vacunas, las mejoras y mayores controles de calidad de los fármacos… Todo esto unido a los controles médicos más frecuentes permite que los contratiempos que afectan al crecimiento de los niños no tengan la libertad que tenían antes para limitar la altura de los pequeños.

Etiquetas: alimentación del bebé, altura bebé, altura del niño, bebé, percentil, salud, sueño, sueño del bebé

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS