Vídeo de la semana

Revisiones pediátricas

Revisión del niño sano: ¿qué es y cada cuánto se hace?

Desde que un niño nace hasta los 14 años debe realizar una serie de revisiones pediátricas con el fin de asegurarse de que su crecimiento se está produciendo correctamente y prevenir así algún tipo de anomalía. Descubre cada cuánto se hace estas revisiones y lo que se realiza en cada una de ellas.

revision
Fuente: iStock

Con “revisión del niño sano” nos referimos a todas aquellas actuaciones preventivas y de promoción de la salud, que se llevan a cabo periódicamente con el fin de controlar que el niño se está desarrollando y creciendo de manera correcta

Desde que el pequeño nace, y hasta que cumple los 18 meses, se hacen cada 2 o 3 meses; a partir de los 2 años de vida, solo cada 2 años. Todas ellas son importantes, por lo que deben cumplirse rigurosamente

Aunque la información que obtienen los pediatras será principalmente la que le den los padres (que son los que mayor tiempo están observando a su hijo) los médicos también pueden preguntar al niño de forma directa algunas cuestiones sobre su salud (si come y duerme solo, si va al colegio...). Actualmente, el calendario de revisiones está configurado con las siguientes revisiones. 

Revisión del recién nacido

Se debe hacer antes de los 10 días de vida. En ella se realiza: 

  • La segunda prueba del talón para detectar cualquier posible enfermedad metabólica llamada fenilcetonuria.
  • La historia clínica donde se incluyen los datos del embarazo, parto, antecedentes familiares y la información del nacimiento (talla, peso, perímetro craneal, edad gestacional). 

Revisión del primer mes

  • Se comprueba el desarrollo mediante un tallaje al completo.
  • Se realiza una exploración física en la que se valoran: los sentidos, las mucosas, la coloración de la piel, el estado neurológico y el psicomotor y el estado de las fontanelas

Revisión de los 2 meses

  • Se empieza con el calendario vacunal y, por tanto, con la aplicación de las primeras vacunas.
  • Se comprueba que el desarrollo del niño sigue manteniéndose en la normalidad, atendiendo especialmente a los reflejos y a la respuesta a los estímulos

Revisiones de los 4, 6, 9 y 12 meses

  • Prosigue la administración vacunal.
  • Se realiza una exploración física para comprobar el crecimiento y el desarrollo psicomotor.
  • Se ofrecen pautas de educación para la salud bucodental, para una buena alimentación, para potenciar la autonomía del niño

Revisión de los 2 y 4 años

  • Se continúa con el calendario vacunal (vacuna del sarampión, rubéola, parotiditis, varicela...)
  • Se hace una exploración física al completo.
  • Se realiza una valoración del crecimiento, desarrollo psicomotor y lenguaje.
  • Se dan recomendaciones de alimentación y se aconseja la retirada del chupete de forma definitiva. 

Revisión de los 6 años

  • Se continúa con las vacunas (diftería, tétanos, tos ferina).
  • Se hace exploración física con especial atención a la vista y el aparato locomotor.
  • Se dan también consejos sobre la alimentación.  

Revisión de los 8 años

  • Se realiza exploración física dando importancia a la tensión arterial, los pulsos periféricos y la auscultación cardiopulmonar.
  • Se dan consejos alimentarios insistiendo en la regularidad de las comidas y en la capacidad de autonomía del niño a la hora de comer

Revisión de los 12 años

  • Se administran nuevas vacunas (varicela y meningococo C).
  • Se realiza una exploración física con atención al desarrollo de la pubertad, el aparato locomotor, el crecimiento, la vista, el oído y los dientes.   
  • Se pregunta sobre los hábitos sociales en el colegio, se valoran valores de riesgo psicosocial (abusos, problemas familiares...) y sobre hábitos de consumo (drogas, alcohol, tabaco...)
  • Se dan consejos para la familia y el adolescente

Revisión de los 14 años

  • Es el momento de administrar las últimas vacunas.
  • Se hace una valoración de la madurez sexual.
  • Se pregunta por los hábitos sociales (satisfacción centro escolar, hábitos de consumo, factores de riesgo...).
  • Se realiza una exploración física al completo (desarrollo puberal, aparato locomotor, salud bucodental, agudeza visual y auditiva, crecimiento...). 
foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo