Salud del bebé

Revisiones de salud el primer año de vida del bebé

¿Qué son las revisiones de niño sano? Muchas personas descubren qué son estas revisiones cuando se convierten en padres. Te descubrimos lo que tienes que saber sobre las primeras revisiones del bebé en su primer año de vida.

Las revisiones del niño consisten en valoraciones periódicas de su estado de salud. Pero son mucho más. En ellas también detectamos situaciones que puedan desembocar en enfermedades, hacemos recomendaciones sobre hábitos o alimentación y repasamos calendario de vacunas. Estas revisiones no se hacen igual en todos los países, pero en España, están implementadas desde hace mucho tiempo y, aunque puede haber algunas modificaciones dependiendo de las comunidades autónomas, la mayoría se hacen a las mismas edades. 

Nos centraremos en las revisiones que se hacen desde el nacimiento hasta el primer año de vida, cuando estas revisiones son más frecuentes.

Visita prenatal

Revisiones de salud del bebé
Foto: Istock

Las revisiones rutinarias son importantes incluso cuando el niño aún no ha nacido. Las posibles enfermedades de la madre gestante, su dieta, sus hábitos… son sumamente significativas en la salud del bebé que va a nacer. Aunque esta revisión es competencia de ginecólogos y matronas, repercutirá en el recién nacido e incluso puede que los pediatras tengamos que hacer ciertas pruebas al bebé dependiendo de ellas. Por ejemplo, si se ha encontrado alguna alteración en una ecografía prenatal, si la madre ha sido diabética durante la gestación, o si ha habido exposición a ciertas infecciones o fármacos.

Visita del recién nacido

Esta primera revisión suele hacerse a los 10 ó 15 días de vida. Es de vital importancia para los padres primerizos, que acudirán con su famosa lista de dudas apuntada en un papel o en el móvil. Los pediatras revisaremos la alimentación del bebé, si ha recuperado el peso del nacimiento y va ganando gramos con normalidad, comprobaremos si hay vómitos o regurgitaciones excesivas, color y aspecto de heces, exploraremos al bebé, caderas, tensión de las fontanelas de la cabeza, estado del cordón umbilical, latido cardiaco…

Y además daremos consejos a los padres en cuanto al cuidado del bebé.  Revisaremos los datos del embarazo y el parto y nos aseguraremos de que la prueba de otoemisiones y prueba del talón fueron realizadas. También prescribiremos al bebé el suplemento de vitamina D, actualmente aconsejado hasta los 12 meses de edad.

Visita el primer mes

En esta revisión comprobaremos que el peso del bebé es adecuado y el resultado de la prueba del talón. Revisaremos si su exploración física es normal, si responde a sonidos, veremos como se tranquiliza con la voz de la madre, si sus reflejos son adecuados y el estado de las fontanelas.

Visita de los 2 y 4 meses

En estas dos revisiones, además de explorar al bebé y comprobar su desarrollo psicomotor, aprovecharemos para poner las dos primeras vacunas. Informaremos a los padres de aquellas vacunas opcionales que, aunque no estén en el calendario oficial, son recomendables, para que las administren si lo ven conveniente. Pesaremos y mediremos al bebé, comprobando si la ganancia de peso y su crecimiento son adecuados. También observaremos si el bebé sonríe alrededor del mes ó dos meses de vida, sostiene su cabeza a los tres meses y empieza a meterse las manos en la boca a los cuatro.

Visita de los 6 meses

En esta revisión lo más importante es informar a los padres acerca del inicio de alimentación complementaria. Además de realizar una exploración física completa, pesar, medir y comprobar el adecuado desarrollo psicomotor del niño, revisaremos si cumple los criterios para empezar esta nueva etapa. Explicaremos a los padres con qué alimentos empezar, aquellos que aún no deben dar y demás consejos.

Visita de los 8-9 meses

Primeras revisiones médicas del bebé
Foto: Istock

En muchas comunidades autónomas esta visita no se realiza y se pasa directamente a la visita del año de vida. Sin embargo, esta revisión es importante, ya que además de preguntar cómo va la alimentación del niño y ver si avanza en la introducción de nuevos alimentos y texturas, es muy recomendable valorar los hitos del desarrollo. Suele producirse una explosión de actividad en estos meses: los bebés empiezan a voltearse completamente, se quedan sentados, gatean, se reconocen al espejo, aumenta el balbuceo…pudiendo detectar anomalías del desarrollo a edades tempranas.

Visita de los 12 meses

Al finalizar el primer año es muy recomendable realizar esta revisión. Aquí comprobaremos el desarrollo psicomotor del bebé. Generalmente gatean rápidamente, se ponen de pie agarrándose a los muebles, incluso algunos ya dan los primeros pasos.

También suelen decir “papá” y “mamá”, señalan, entienden órdenes sencillas o reconocen su nombre. Además, a los 12 meses administraremos vacunas importantes, como triple vírica. También hay cambios en la dieta, ya que podremos empezar a ofrecer alimentos que estaban prohibidos hasta ahora, de forma que los bebés pueden comer prácticamente las mismas comidas que sus padres, con contadas excepciones.

Carmen de la Torre

Carmen De La Torre Morales

BIO: Licenciatura en Medicina por la Universidad de Córdoba, Especialidad en Pediatra en el Hospital Reina Sofía de Córdoba. Máster en Urgencias Pediátricas por la Universidad de Sevilla. Experiencia de 12 años en la consulta de Pediatría. Creadora de contenidos en YouTube e Instagram.

Continúa leyendo