Patrocinado

Todo lo que tienes que saber sobre la dentición del bebé

Calendario de dentición, síntomas y cómo aliviarlos, clave para cuidar los dientes de leche y los definitivos… Te damos las claves para que tu hijo tenga una sonrisa sana y bonita.

En los niños, los dientes de leche comienzan a aparecer alrededor de los 6 meses de edad y suelen completarse hacia los 2-3 años con un total de 20 dientes: 10 en la parte superior y otros 10 en la inferior, compuestos por un par de incisivos centrales, incisivos laterales, caninos, premolares y molares. Dientes que se irán cayendo para dejar paso a los dientes permanentes a partir de los 6-7 años. 

Calendario de dentición

El orden de aparición de los dientes suele seguir un mismo patrón. Aunque cada bebé tiene su propio ritmo de desarrollo, si superado el año aún no le ha salido su primer diente, consulta al pediatra.

Síntomas de la dentición

No todos los bebés las tienen, pero estos son los síntomas más frecuentes de la salida de los dientes: 

  • Aumento del babeo debido a que la dentición estimula la producción de saliva, lo que puede irritar o enrojecer el entorno de la boca. 
  • Tendencia a morder todo lo que encuentra: su propia mano, el sonajero...
  • Dolor y enrojecimiento en la encía, incluso en la mejilla y, en el peor de los casos, en las orejas. Ocurre sobre todo con el primer diente. Por su mayor tamaño, los premolares y los molares también suelen dar más molestias.
  • Rechazo de la comida: pide pecho o biberón, pero pronto lo suelta porque la succión aumenta el dolor.
  • Febrícula: Temperatura entre 37.5ºC  y 37.9ºC. No se trata de fiebre. 

Sin embargo, hay otros mitos alrededor de la dentición que debemos descartar, ya que no están admitidos por los pediatras: 

  • No da fiebre (sólo febrícula).
  • No genera mocos, otitis o bronquitis.
  • No provoca vómitos ni diarrea.

¿Cómo puedes aliviar estas molestias? 

Lo que más calmará a tu bebé es frotarse las encías y morder. 

  • Dale un mordedor. Durante la dentición, el bebé se lleva todo lo que es capaz de coger a la boca para aliviar las molestias y un mordedor puede ser nuestro mejor aliado. Úsalos sin relleno de gel, de silicona médica y que se puedan enfriar. Los mordedores de Dr. Brown’s están diseñados para ayudar a calmar el dolor adaptados a cada etapa de la dentición. Gracias a sus diferentes formas y texturas llegan a todas las zonas de la boca.
  • Aplica frío para calmar inflamación. Puedes usar mordedores o paños humedecidos. También puedes darle un ligero masaje en las encías con los dedos o una gasa humedecida.
  • Prueba con los geles bucales. Pueden aliviar las molestias más intensas. Consulta con tu pediatra si es adecuado para tu bebé.
  • Si tiene muchas molestias, recurre a los medicamentos. Consulta con tu pediatra para administrarle paracetamol o ibuprofeno. También son útiles complementos a base de camomila.

Cuida su dentadura

Durante los dos primeros años de vida es cuando se forma la boca, mandíbula y dientes. Ten en cuenta que los chupetes pueden interferir en este desarrollo provocando malformaciones dentales futuras como la mordida abierta, sobremordida o mordida cruzada debido a la presión que ejercen en la mandíbula y a la succión. 

Para evitarlo, utiliza chupetes que interfieran lo menos posible en el desarrollo natural bucodental de nuestro bebé. Una alternativa son los chupetes PreVent de Dr. Brown’s que han sido desarrollados por odontopediatras para reducir la presión, evitar el efecto ventosa y tener así un menor impacto en la boca del bebé. gracias al bulbo hueco con canal de aire y a la base de la tetina ultrafina.

Continúa leyendo