Bebés en verano

¿Tu bebé nacerá en verano? Consejos que te ayudarán

Si tu bebé va a nacer en medio de las altas temperaturas y los riesgos asociados al verano, esto te interesa. Te damos varios consejos que te ayudarán a saber cómo actuar en cada momento.

bebe
Fuente: iStock

SI tu bebé ha nacido o va a nacer en verano, estás de suerte. Puedes alegrarte porque no te tocará pasar mucho calor con tu barriga (a no ser que el pequeño nazca a últimos de agosto o primeros de septiembre). Además, las temperaturas te permitirán poder darle masajes en la tripita y baños relajantes sin miedo a que se enfríe. Y también podrás salir a pasear con él cuando el sol deje de apretar, porque la noche tarda en llegar en la temporada estival. Además, está comprobado que los bebés que nacen en verano tienen menos riesgo de sufrir ictericia, ya que la luz es el mejor remedio para esta afección.

Sin embargo, nacer en verano también es sinónimo de incertidumbre: ¿mi bebé podrá deshidratarse con las altas temperaturas? ¿Tendrá tanto calor como yo? ¿Cómo debo proteger su piel de los rayos del Sol que inciden, si cabe, más en verano?

Y por eso, precisamente, estamos aquí. No conviene alarmarnos, ni obsesionarnos demasiado. Unos cuantos consejos básicos te vendrán de perlas si tu bebé nace en verano y, además, te ayudarán a saber cómo deben ser algunos de sus cuidados.

No tiene ni más frío ni más calor que tú

¿Por qué nos empeñamos en arropar al bebé con una mantita fina en pleno julio a las 5 de la tarde? Los bebés tienen, prácticamente, la misma temperatura corporal que nosotros y sienten el frío y el calor de igual manera. Así que no le abrigues más de lo que te abrigarías tú mismo.

Además, hay que tener presente que ellos no tienen la capacidad de adaptarse a los cambios bruscos de temperatura. Si le abrigamos demasiado, no será capaz de sudar y no sabremos si tiene calor. ¿El riesgo? Podría calentarse demasiado.

¿Cómo evitar que se deshidrate con el calor?

Las altas temperaturas típicas del verano pueden hacer que, al igual que los adultos, los bebés tengan más sed. Es cierto que el riesgo de deshidratación es más alto que en otras estaciones del año, pero por eso hay síntomas de alerta. Desde Natalben afirman que, entre otros, podremos saber que el pequeño está sufriendo una deshidratación si sus labios están resecos, las fontanelas y los ojos hundidos y la piel arrugada al pellizcarla.

Si observas alguno de estos síntomas, debes acudir al centro de salud más cercano y darle suero oral cada tres minutos.

Además, cabe añadir que a la hora de hidratar al bebé, si está tomando lactancia materna no habrás de darle más líquido. Aunque puedes ofrecerle agua en un biberón pero, si la rechaza, no insistas.

¿Podemos viajar con el bebé?

Si hay algo típico en verano son las vacaciones. Pero, con un bebé en casa parece que la cosa se complica. ¿Puede viajar?

Sí, pero con cuidados. No existe una edad mínima para que el bebé pueda salir de viaje, pero es cierto que no podemos excedernos con las actividades: necesitan sus horarios, sus rutinas y sus horas de sueño y, quizás, recorrer cinco ciudades en dos días dificulta un poco el plan.

Si vais a escoger un hotel de descanso o una casita rural, no pasará nada.

Eso sí, siempre cuidando la deshidratación y la protección solar.

Protección del sol: ¿se le puede exponer?

No, a los bebés no se les puede exponer a los rayos del sol. Sobre todo si tiene menos de seis meses, así que mejor no escojáis un destino donde se pueda exponer.

Lo recomendable es que los bebés de menos de seis meses permanezcan a la sombra, así que procura que la exposición no se produzca. Además, intentad llevar siempre protección solar adecuada a su delicada piel. Puedes, además, ponerle una gorrita y cubrirle con una manga larga (pero de una tela transpirable).

Los insectos

Las picaduras pueden molestarle especialmente, así que lo mejor es que pongas mosquiteras en su habitación y en las estancias donde vaya a estar y, sobre todo, que evites insecticidas porque  pueden ser perjudiciales para él.

En las farmacias existen cremas y otras lociones repelentes específicas para bebés.

También te puede interesar:
Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Vídeo de la semana

Continúa leyendo