Dermatitis atópica

¿Tu bebé tiene piel atópica? Así debe ser su habitación

Si tu bebé tiene dermatitis atópica, además de cuidar la alimentación y la salud de la piel, crear un ambiente de descanso seguro y elegir adecuadamente los tejidos para su ropa de vestir y de cuna es fundamental para tratar el picor y los brotes.

habitación del bebé
Fuente: iStock

¿Sabías que casi el 20% de los niños menores de seis años sufren dermatitis atópica? La dermatitis atópica es una alteración en la piel que se manifiesta en zonas enrojecidas, inflamadas y secas, y cuyo principal síntoma es el picor. Aunque es más frecuente en bebés y en niños, esta patología puede aparecer a cualquier edad, y cada vez se dan más casos por todo el mundo.

De hecho, en España la prevalencia es de un 3,4% en la población general y casi la mitad de esos casos aparecen antes de los seis meses de vida. La dermatitis atópica es crónica y con toda probabilidad. Es la enfermedad más frecuente en la infancia, según datos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC). No se trata de una patología grave, pero si no se cuida la piel de una manera adecuada puede afectar a la calidad de vida de los niños y niñas, sobre todo por las molestias derivadas del picor.

El eccema que produce esta enfermedad genera un estado de preocupación en los padres de los bebés afectados por el miedo a que se agraven las lesiones debido al rascado y que las molestias alteren su alimentación o sus ciclos de sueño

El ambiente ideal para niños con dermatitis atópica

La alimentación y las cremas que aplicamos en la piel de los bebés son factores claves para paliar la dermatitis atópica, así como también lo es el ambiente en el que vive el pequeño.

Desde Mimitos Home, una marca especializada en productos de sueño y descanso para bebés, informan de que la temperatura y la humedad son condiciones muy importantes en la habitación del niño: la estancia se debe mantener a una temperatura moderada para evitar la sudoración y también la sequedad y humedad excesivas. En los meses de invierno, debemos prestar especial atención al uso de calefacción, que en muchos casos provoca sequedad ambiental y un calor excesivo, incrementando así los brotes de picor en el bebé. 

Como hemos visto en otros artículos, la piel de los niños a esas edades es mucho más vulnerable, por eso cobra especial importancia el reducir al máximo su exposición y contacto con los agentes químicos presentes en la ropa, el mobiliario y el resto de los textiles que podemos encontrar en la habitación infantil. Para ello, habría que decantarse por materiales libres de sustancias nocivas a la hora de escoger todos los artículos que se van a utilizar con el bebé en el día a día. 

Recomendaciones para la habitación del bebé con piel atópica

Además, Mimitos Home establece una serie de consejos para procurar un espacio de descanso adecuado al bebé con piel atópica.

  1. Controlar la temperatura ambiente de la habitación del bebé y mantenerla a unos 20 grados.
  2. Mantener la estancia libre de polvo y de polen.
  3. Evitar tejidos sintéticos así como la lana y la seda en la ropa de vestir y el resto de los textiles que entran en contacto con la piel, utilizar preferentemente fibras naturales y tejidos suaves como el algodón.
  4. Retirar siempre las etiquetas de la ropa y de cualquier textil con el que esté en contacto el bebé muselinas y juguetes.
  5. Evitar abrigar al bebé en exceso a la hora de dormir y durante todo el día.
  6. Se pueden utilizar detergentes corrientes para lavar la ropa de cama, ropa interior y pijamas del bebé, pero asegurándose de aclararla muy bien para eliminar todos los restos de detergente.
  7. Uso de humidificadores, aunque con precaución, ya que pueden aumentar la exposición y la colonización por hongos.
  8. En el caso de convivir con mascotas en casa, estas nunca deben dormir en la misma habitación que el niño atópico.
Vídeo de la semana

Continúa leyendo