Edad del padre

Edad del padre

De acuerdo con un estudio realizado en la Universidad Autónoma de Barcelona, a medida que el hombre cumple años, se produce un incremento de las anomalías cromosómicas en su esperma.

En este estudio se observó que cada diez años de vida aumenta un 17 por ciento el riesgo de alteraciones en los cromosomas 6, 21, X e Y de los espermatozoides.

Esto supone que el semen de un hombre de 50 años contiene un 17 por ciento más de gametos portadores de esas anomalías en relación con el porcentaje que tenía a los 40 años; un 17 por ciento más a los 60 años, y así sucesivamente.

Sin embargo, no podemos olvidar que en cada espermatogénesis se generan millones de espermatozoides y, por simple azar, algunos de ellos tienen alteraciones cromosómicas, pero son muy pocos.

Por eso, aunque se produzca un incremento de alteraciones del 17 por ciento cada diez años, el número total de gametos alterados sigue siendo muy bajo frente a los millones de espermatozoides normales. Además, ese aumento de alteraciones es muchísimo menor del 17 por ciento en diferencias de edades inferiores, como, por ejemplo, entre 37 y 42 años.

La formación de los espermatozoides es un proceso constante que empieza en la pubertad y se prolonga durante toda la vida del hombre, por lo tanto, está expuesto a multitud de agentes que pueden alterarlo.

De hecho, el número de gametos alterados se puede incrementar por exposiciones paternas a altas dosis de calor, sustancias químicas, vibraciones, rayos X, ciertas infecciones, etc., efectos que también se van acumulando con la edad. Las anomalías de los espermatozoides no sólo afectan al número de ciertos cromosomas (6, 21, X, Y), sino también a la estructura de los cromosomas, los genes, la forma de los gametos, su movilidad y la viscosidad y densidad del líquido seminal.

Las consecuencias de esas alteraciones pueden ser: esterilidad paterna, abortos de repetición, niños con malformaciones congénitas y recién nacidos muertos. Pero no hay que alarmarse, porque, como ya se ha dicho, aun teniendo en cuenta ese incremento del 17 por ciento por década de vida, el riesgo sigue siendo extraordinariamente bajo.

Etiquetas: cuidados bebé, nacimiento, recién nacido

Continúa leyendo...

COMENTARIOS