Medicación, en los primeros días

Medicación, en los primeros días

Desde que la mujer se queda embarazada hasta que sabe que lo está pasan unas semanas.

Este tiempo es crucial porque durante las diez primeras semanas se desarrollan todos los órganos del futuro bebé (luego lo que hace es madurar y crecer).

Por ello, es muy importante proteger al embrión durante ese periodo. Hay que planificar la gestación y actuar como si se estuviera embarazada desde el día en que se decide abandonar el anticonceptivo.

Algunos fármacos, como los ácidos retinoicos o las dosis altas de vitamina A, pueden causar defectos congénitos si se utilizan durante el embarazo. Sin embargo, hay otros muchos fármacos que se pueden usar con prescripción médica.

Cuando un médico receta un fármaco, elige, entre todos los que podría recomendar, aquél que suponga el mínimo riesgo para el futuro niño. Además selecciona la dosis más adecuada. Por eso es muy importante que la mujer le comunique si está embarazada o pudiera estarlo.
 
Si una mujer tomó un medicamento cuando estaba embarazada y no lo sabía, debe acudir a su médico para conocer si ese fármaco implica o no un riesgo para el futuro bebé. En caso de riesgo, el facultativo podrá pedir una ecografía de alta resolución para saber si el embrión sufrió algún daño.
 
Si utilizó el fármaco durante las dos primeras semanas (cuatro contando desde el primer día de la última regla), el riesgo, en caso de existir, sería que se produjera un aborto espontáneo.

La mujer debe tener muy claro que no es cierto que durante el embarazo no debe ingerir fármacos. Si son necesarios, tiene que usar los adecuados, pero prescritos por el médico. Las propias enfermedades también pueden suponer un riesgo tanto para ella como para el embrión y el feto. Por ello, ha de ser tratada médicamente.
 
Si se automedica, aunque ya haya pasado la enfermedad en otras épocas y use el mismo medicamento, no está teniendo en cuenta el potencial efecto del fármaco para el desarrollo del embrión o el feto, y corre un alto riesgo de utilizar uno perjudicial. Ante cualquier síntoma, la mujer embarazada, o que pudiera estarlo, debe acudir sin demora al médico, comentar con él todas las dudas que se le planteen, y seguir sus indicaciones.

Etiquetas: embarazada, embarazo

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS