Peso ideal

Peso ideal

Ni muy gorda ni excesivamente delgada. El peso de la mujer, si es extremo, puede tener repercusiones sobre el buen desarrollo del embrión y del feto.

En el caso de las mujeres obesas, porque pueden sufrir problemas con el azúcar (diabetes), lo que supone un riesgo para el futuro bebé, que podría nacer con defectos congénitos del sistema nervioso central, corazón, columna, extremidades inferiores, etc.

En las mujeres con una delgadez extrema, porque pueden tener deficiencias nutricionales que también ponen en peligro el desarrollo embrio-fetal, dando lugar a la aparición de, por ejemplo, espina bífida.

Por lo tanto, las mujeres obesas deben planificar sus embarazos y acudir a su médico para que determine si tienen problemas con el azúcar y establezca el control pertinente antes de que se produzca la gestación. De este modo, se podrá controlar el problema disminuyendo el riesgo de la diabetes o prediabetes. No se deben seguir dietas para adelgazar salvo que sean prescritas por un médico que sepa que la mujer está embarazada o planeando un embarazo.

Las mujeres que tienen una extrema delgadez también deben planificar sus embarazos y acudir antes al médico para descartar que existan deficiencias nutricionales. En este caso, el médico prescribirá la dieta más adecuada y el tratamiento pertinente para corregir las carencias antes de que se produzca el embarazo.

Es muy importante que quede claro que toda mujer que planea un embarazo o que está embarazada debe seguir dietas recomendadas por el médico al que habrá informado de que busca un hijo o de que está gestando; nunca debe seguir dietas sin control.

En general, cualquier mujer, aunque no tenga problemas de peso, desde que planea un embarazo debe seguir una dieta adecuada en calidad y equilibrada en cantidad y componentes, y consumir de todos y cada uno de los seis grupos de alimentos básicos. Esto es, leche y derivados; hortalizas y verduras; legumbres y patatas; frutas y derivados; carnes y derivados; pescados y huevos, y cereales, pastas y azúcar.

Es decir, que debe tener una alimentación sana y equilibrada (como la dieta mediterránea), ya que esto ayuda a prevenir defectos congénitos y propicia que el niño nazca sano.

Etiquetas: alimentación en el embarazo, embarazada, embarazo

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS