Mitos populares

Desmontando mitos sobre salud infantil con Boticaria García

Alrededor de la salud de los niños hay muchos mitos y creencias falsas que se extienden como la pólvora hasta asentarse en nuestro imaginario dándolos por ciertos. Por eso Boticaria García nos ayuda a desmontar algunos de los más populares.

Se llama Marián García, pero es más conocida por todos como “Boticaria García”. Es farmacéutica y se ha convertido en una de las expertas más populares, más seguidas en redes sociales y más consultadas por usuarios y por medios de comunicación. Recurrimos a ella para desmontar algunos de los mitos sobre salud infantil más extendidos.

¿Cuáles son los bulos que más te molestan?

Ante esta pregunta Boticaria García lo tiene claro: los que tienen que ver con las vacunas:

“Uno de los más problemáticos es el de las vacunas y es uno de los que más me preocupan porque pueden llevar a los padres a dejar de vacunar a los niños por miedo. Hay un bulo que dice que las vacunas causan autismo, que viene de los años 70, cuando un médico llamado Andrew Wakefield publicó un artículo en la prestigiosa revista The Lancet en el que se decía que las vacunas estaban relacionadas con el autismo, pero después se vio que este médico había realizado el artículo con algún tipo de interés, digamos, no muy ético, y fue expulsado del Colegio de Médicos, pero el daño ya estaba hecho y a día de hoy seguimos arrastrando este bulo. También hay muchos bulos sobre si las vacunas contienen mercurio o aluminio, sobre si producen daños cerebrales…las vacunas, al ser algo que inoculas, generan ese efecto de miedo, pero las vacunas son seguras, las vacunas salvan vidas y no hay ninguna razón para desconfiar de ellas”.

Más bulos

Collares de ámbar: también hay otros bulos que, según Boticaria García, pueden ser menos dramáticos, pero que también pueden traer problemas, como el uso de los collares de ámbar para la dentición del bebé porque dicen que calma el dolor de las encías, pero la experta asegura que no hay ninguna evidencia de esto y que “todas las Asociaciones de Pediatría lo que recomiendan es evitar que los niños tengan cualquier tipo de collar, porque pueden estar asociados a asfixia o a atragantamiento y esto, desgraciadamente, ha ocurrido”.

Dudas o miedos más habituales en padres primerizos

Ser padre primerizo y tener miedos es algo que va unido. Boticaria García explica que algunas de las dudas más frecuentes son, por ejemplo “¿cuál es la mejor postura para bañar al bebé?”, “¿hay que despertar al bebé por la noche para que coma o no?” o los grandes temas relacionados con la tos y los mocos: “una de las preguntas del millón es …¿y si los mocos son verdes, hay que darle antibiótico al niño? Bueno, pues el color de los mocos puede variar entre todas las tonalidades de verde y no hay ningún problema. El color de los mocos no implica que sea más o menos necesario el antibiótico”, aclara la farmacéutica, que también añade que sucede lo mismo con el color de las cacas: “quitando que las cacas tengan un color rojo, blanco o negro, que son colores que pueden relacionarse con hemorragias o con infecciones, toda la gama entre el amarillo y el marrón, pasando por los verdes caza, no suponen un problema”.

Mitos sobre nutrición infantil

Otros grandes mitos tienen que ver con la nutrición infantil. Algunos de los más populares son: 

- “¿El pecho o el biberón?". Ante este tema Boticaria García explica que “la leche materna es el mejor alimento para el bebé y la lactancia debe ser a demanda y a partir de los 6 meses empezamos con la alimentación complementaria y aparecen las dudas de si es mejor la comida a trozos o deben comer purés, si a los 7 meses debe comer pollo, carne o pescado…afortunadamente, hoy en día todas estas recomendaciones son mucho más sencillas, porque se ha visto que no está relacionado el orden de introducción de los alimentos, salvo excepciones, con las alergias en los bebés.

- "¿Es veneno el azúcar?". La respuesta de Boticaria García es clara: “los niños menores de un año deben tomar 0 azúcar, incluyendo los zumos. Los niños no necesitan azúcar para el cerebro, ya que lo consiguen de los hidratos de carbono. Si de vez en cuando un niño con uno, dos o tres años, lo toma, no pasa nada, pero en su dieta habitual no debe estar presente", concluye.

¿Qué pasa con el Dalsy?

Este es otro de los temazos que trae de cabeza a muchos padres y ante el que la experta farmacéutica aclara: “hay dos clásicos que todo padre tiene en su casa: el Dalsy y el Apiretal, y es cierto que algunos medicamentos como el Dalsy, la presentación del 2% está desabastecido. ¿Qué pasa? Nada, por suerte, tenemos Ibuprofeno para niños en su presentación genérica: que no exista una marca no significa que no podamos conseguir exactamente el mismo medicamento, pero de otro laboratorio. Tranquilidad a todos, que no nos vamos a quedar sin Ibuprofeno. Eso sí, siempre hay que recordar que para administrar Ibuprofeno o Paracetamol a los niños, siempre hay que contar con el consejo del pediatra o del farmacéutico, en el caso de las presentaciones que no requieran receta médica. Pero ojo, la fiebre, que es uno de los principales momentos en los que administramos estos antitérmicos, hoy sabemos que si el niño tiene una actividad normal y no tiene fiebre alta, salvo indicación del pediatra, pueden incluso no ser necesarios”.

foto firma

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Soy amante de la lectura, la poesía, me encanta viajar, descubrir y aprender. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte interesante y emocionante.

Continúa leyendo