Cuentos cortos para niños

El niño que siempre decía que no

Este cuento es de la colección de Cuentos de 1 minuto. Rápido y bonito les enseñará una gran lección.

El niño que siempre decía que no

Había un niño, aquí en esta ciudad, que tenía un problema muy gordo: decía no a todo, estaba obsesionado con el no. Creo que se llamaba Daniel. Sí, Daniel.

Al principio, sus padres y profesores no le daban importancia pero, cuando empezó a pasar el tiempo y el niño seguía contestando a todo que no, decidieron ponerlo en manos de especialistas.

Llamaron a un preguntador, que le hizo miles de preguntas: «¿Cómo te llamas?, ¿eres un niño?, ¿te gusta jugar al fútbol?». En n, probó con todas las preguntas y nada, el niño decía que no, que no y que no.

Probaron con un ilusionista, un personaje que solo daba ideas que hicieran mucha ilusión. El ilusionista le propuso cosas que cualquier niño en su sano juicio habría contestado afirmativamente: «¿Te gustaría ir al parque de atracciones?, ¿quieres que aparezca una tortuga?». No había nada que hacer; que no, que no y que no.

Consultaron con un psicólogo, que lo único que pudo decir es que era importantísimo que el niño dijera por lo menos una vez que sí y que de esta forma se curaría, vería que no pasaba nada y que era mucho mejor poder decir sí que no.

Los padres, los tíos y los maestros probaron desesperados todo tipo de preguntas: «¿Te apetece un helado?, ¿te gustaría ir a ver Ciento un dálmatas?, ¿quieres salir al patio?». Nada de nada. El niño dijo no.
Hasta que un día, su hermano, harto ya de tanta gente preguntando, dijo:

—Yo puedo solucionarlo.


Todos se quedaron de piedra.


—¿Cómo? —preguntaron.


—Es muy fácil, dejadme a mí.
 Se sentó frente a su hermano, todos estaban callados con los ojos muy abiertos, y le dijo muy serio:


—Dime la verdad, Daniel, ¿vas a seguir diciendo toda la vida a todo que no?


Daniel, sin darse cuenta de lo que contestaba, rápidamente respondió: «Sí».


Todos empezaron a aplaudir como locos. Y así se curó de la extraña manía de decir que no.

A veces vale más una buena pregunta que miles de promesas

Este cuento, El niño que siempre decía que no, está incluido en el libro Cuentos para contar en 1 minuto de la editorial arpa, uno de los libros más molones del mercado. Ha llegado para recuperar el placer de contar historias, contiene cápsulas de literatura que reflejan el mundo actual con astucia, humor y entereza y, además, son minicuentos ¡perfectos para antes de la cama o para cuando no tenemos mucho tiempo! Es genial para padres y madres estresados, niños gamberros, eternos adolescentes, ejecutivos necesitados de asueto, pescadores de historias, contadores compulsivos, regaladores finos, leedores de metro, profes y canguros, alienígenas terrestres y, en general, para toda aquella persona que disfrute riéndose con la lectura.

Este libro está hecho por Victoria Bermejo que ha trabajado en casi todos los ámbitos de la cultura: ha sido redactora, entrevistadora y editora en el mundo del cómic; guionista y realizadora de programas culturales e infantiles en televisión... y las ilustraciones van de la mano de Miguel Gallardo, dibujante y guionista de cómic, diseñador, publicista e ilustrador. Un tándem perfecto para uno libro divertidísimo. 

CONTINÚA LEYENDO