Ser Padres

Evita decir a tu hijo ‘eso no se hace’: apuesta por estas frases

Decir a un niño ‘eso no se hace’ no tiene ningún efecto ni en su comportamiento ni en su educación. ¿Qué deberías decirle? Mejor apuesta por estas frases que sí educan.

Sabemos que educar no es una tarea fácil para ningún padre y ninguna madre. Que nadie ‘nace enseñado’ y que a criar y a convertir a nuestros pequeños en las mejores personas iremos aprendiendo poco a poco, mientras ellos aprenden también.
Si hay algo que influye en la manera que los padres tenemos de educar a nuestros hijos esa es la educación que nosotros hayamos recibido en casa de pequeños. No educarán igual unos padres a quienes les hayan inculcado un estilo de crianza autoritario, que unos con una relación de apego seguro con los suyos. Sin embargo, no todo está perdido: aunque el instinto nos guiará por el camino correcto, podemos optar también por asistir a cursos y clases psicológicas para prepararnos en la tarea de ser padres y, así, hacerlo lo mejor que sepamos.
En medio de esa crianza hay algunos momentos que pondrán a prueba nuestra paciencia. Sobre todo, momentos relativos al comportamiento infantil: las rabietas, llantos, los gritos un comportamiento inadecuado en algún momento. Y nosotros, que olvidaremos todo lo que hayamos aprendido hasta ese momento sobre educación, tiraremos de tópicos que, quizás, no son del todo beneficiosos para el desarrollo de los niños.

''Eso no es hace'' como forma incorrecta de educar

Hablamos, por ejemplo, del ‘no hagas eso’, ‘por ahí no se va’ o el famoso ‘eso no se hace’. Frases hechas muy empapadas en la cultura popular y que, sin embargo, no surgen ningún efecto en el comportamiento de nuestros hijos. Al menos si lo que queremos es que corrijan algo que no han hecho del todo bien.
Son muchos los expertos que insisten en que el ‘No’ es necesario a la hora de educar; pero si va precedido de algo que ya habíamos explicado antes.
Si el ‘no’ se refiere a algo que el niño no puede hacer, deberemos ser más específicos y explicar porqué no puede hacer eso, ya que, si no, no surgirá efecto en ellos y solo obedecerán por miedo a las consecuencias.
Y es que, las prohibiciones son poco efectivas en el campo de la educación infantil. Son mejores las normas y los límites explicados y debatidos con los peques de la casa.

Cambia el ’no hagas eso’ por alguna de estas frases

Por esa razón, es necesario que la frase sea mucho más completa o, si no, optar por alguna alternativa que tenga en su interior algún aprendizaje que el niño pueda descifrar fácilmente. Para ello, el truco es adaptar el mensaje a su nivel de desarrollo.
Si tu hijo ha tenido un comportamiento incorrecto y te parece lícito espetar un ‘no hagas eso’, mejor lee antes esta lista y escoge alguno de estos mensajes. Serán mucho más efectivos para tu hijo:
  • Cariño, en vez de hacer eso, mejor haz esto otro que es mucho menos peligroso para ti
  • Eso no puedes hacerlo porque puedes hacerte daño/ porque está prohibido/ porque ya habíamos hablado que eso no se hacía…
  • Si, por ejemplo, está gritando en público, olvídate de decir ‘¡deja de grita!’ y opta por: cuando hay mucha gente, no podemos levantar el tono de voz porque podemos molestarlas. Si quieres, nos podemos ir a un lugar donde sí puedas hacerlo
  • Si está haciendo algo que pone en peligro su integridad (como subirse a una silla de casa de pie), puedes decirle: “Si sigues intentando eso puedes hacerte daño, ¿quieres que te ayude a alcanzar eso y te enseño a hacerlo correctamente?”
  • En ocasiones, el ‘no hagas eso’ será necesario, pues formará parte de esos límites que deberemos marcar con ellos. Pero no te limites a espetar esa frase y continúala con alguna explicación que el niño entienda. Por ejemplo, si está jugando con la pelota en casa, opta por un: “No hagas eso, mejor juega con ella en la terraza o déjala para cuando vayamos al parque porque puedes romper algo”

La responsable de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo. Es graduada en Periodismo y en Publicidad y Relaciones Públicas con máster en Marketing Digital, Comunicación y redes sociales.

tracking