Ser Padres

¿Cómo actuar ante las rabietas? La clave está en saber cuándo ocurrirán

Aunque cada niño tiene su propia personalidad, existen momentos en los que puede aparecer una rabieta que son muy comunes a todos. Hablamos, por ejemplo, de cuando no queremos comprarle lo que quiere o de cuando le llevamos al cole. Hay pautas que pueden ayudarnos a sobrellevar el momento con paciencia.

Las rabietas… esa palabra mágica que, curiosamente, ninguna familia ni padre quiere escuchar. Una etapa por la que, además, pasarán todos o casi todos los que tengan hijos o niños cerca.
Y es que, la etapa de las rabietas es una de las que más duda suscita en todas las familias y, además, es una etapa muy difícil porque es una de las que más a prueba pone la paciencia y el límite como padres. Ante un llanto desconsolado, un insulto, una trastada o un ‘No’ rotundo por parte de nuestros hijos, es fácil perder los nervios, enfadarse e, incluso, gritar y castigar. Pero, ¿sabías que, en realidad, las rabietas son una oportunidad de aprendizaje espectacular para nuestros hijos?
Para poder sobrellevar las rabietas con paciencia y mimo es muy necesario entender por qué se produce y verlas como parte de un proceso madurativo y de autoconocimiento de nuestro pequeño. Porque sí, verdaderamente son eso: alrededor del año o los dos años los niños adquieren muchas habilidades nuevas y empiezan a sentir cosas en su cuerpo que no habían sentido nunca. Hablamos, por ejemplo, de la rabia, la tristeza, la frustración o el miedo. ¡Y no saben por qué está pasando esto ni, mucho menos, como pueden hacerle frente!
Y se enfrentan a ellas con las únicas armas que tienen: el llanto, el grito o la pataleta.
Quizás, entendiendo esto, entendamos también que el mayor apoyo que tienen para sobrellevarlo y empezar a autoconocerse somos nosotros, sus padres. Y que lo mejor será que no nos lo tomemos como algo personal porque, verdaderamente, no montan una rabieta porque quieran hacernos sentir mal.
Sabemos que son difíciles y que enfrentarse a ellas tomándolas como una oportunidad de aprendizaje es una tarea ardua complicada si solo vemos gritos y llantos a nuestro alrededor. Por suerte, los niños son previsibles y, aunque cada uno es un mundo, suelen ser muy comunes las situaciones donde se producen rabietas.
Por eso, las hemos analizado y, ayudándonos de la opinión de diferentes expertos, hemos hecho una lista con los momentos más comunes donde aparece una rabieta y te ofrecemos tips prácticos y sencillos para actuar en cada caso.
tracking