Ser Padres

Diez cuentos interactivos para poder estimular a los bebés

Los niños comienzan desde muy pequeños a identificar animales, figuras y colores. Por ello, los cuentos interactivos ayudarán a estimularles para conocer diferentes historias y participar en ellas, al igual que aprender idiomas.

Desde muy pequeños, los niños son pequeños curiosos que quieren saber de todo, están alerta de cualquier estímulo nuevo y suelen reaccionar positivamente a diferentes motivaciones. Los cuentos siempre han sido importantes a la hora de aprender a leer, diferenciar distintas formas y figuras o incluso para identificar olores. Si ponemos al alcance de los niños los cuentos, los incorporarán como algo normal de su vida y formarán parte de sus juegos. Un mundo lleno de imaginación, diversión y aprendizaje que sin duda les enriquecerá.
Por un lado, las nuevas tecnologías han evolucionado el mundo de la narración y los niños disponen de cuentos interactivos que se pueden descargar a través de aplicaciones y disfrutar en la pantalla del móvil o el ordenador. De esta forma, el niño podrá aprender los colores, a diferenciar los animales, a identificar las partes del cuerpo... Por otro lado, los cuentos infantiles interactivos disponen de narraciones en modo off y de botones táctiles para que el pequeño con sus manitas vaya tocando cada una de las cosas que le vaya narrando la voz en off.
Las edades recomendadas van entre los 0-3 años cuando se encuentran el pleno desarrollo mental. Los niños necesitan historias que transmitan estados de ánimo como alegría, tristeza, euforia, enfado...al igual que sentimientos como el dolor o el amor. Los niños de 0-3 años reconocen los estados de animo debido a que ellos mismos los sienten. A parte de la comprensión, también aprenden la entonación, el sonido, los colores, la música y los olores.
Hay cuentos que ayudan a los niños con los idiomas y sirven para enseñarles el idioma que los padres quieren que sus hijos hablen. Lo primero es elegir la lengua y luego hay aplicaciones especiales para cada idioma. Los niños verán pequeñas historias narradas por un protagonista que suele ser un niño o por animalitos que les irán guiando. Incluso cuando son bebés con apenas 2-3 meses, los niños captaran lo que les digas aunque no lo entiendan, serán capaces de identificar a sus padres y comenzarán a mirar todo a su alrededor con cara de curiosidad.
tracking