Ser Padres

Trucos para ayudar a los niños a relajarse

Ayudar a que los niños se relajen es esencial para mejorar su memoria, su concentración y también para disminuir su estrés. Con estos trucos lo conseguirás.

Hasta el destete, es fácil conseguir que los bebés se relajen: basta con ponerlos al pecho, con darles el chupete o con mecerlos en brazos o en la cuna para conseguir que cesen su llanto y se queden tranquilitos. Pero, a medida que crecen, la tarea de la relajación se va dificultando cada vez un poquito más.
¿Alguna vez te has parado a pensar por qué? Quizás, el origen esté en que los bebés y los niños, hasta que no alcanzan los dos o los tres años, solamente experimentan emociones primarias. Pero, a medida que su cerebro va madurando, las emociones se van haciendo cada vez más complejas y difíciles de gestionar. Sobre todo si tenemos en cuenta que las emociones secundarias aparecen antes de que tengan la capacidad suficiente de hacerles frente con madurez y tranquilidad. Y este es el motivo principal de que aparezcan las temidas rabietas de todos los padres.
Así que, es obvio pensar que es igual de importante enseñarles técnicas para volver a la calma después de una rabieta, como técnicas y trucos de relajación para esos momentos en los que esté a punto de suceder una. O en los momentos de nerviosismo, de intranquilidad, de insomnio o de malestar. La relajación en la etapa infantil es muy importante.
“Practicar técnicas de relajación desde la infancia ayuda a que el peque desarrolle una posición más centrada y realista del mundo, así que le ayudará a relativizar los problemas”, asegura el psicólogo Oscar Castillero a la web especializada Psicología y Mente.
Para ayudar en esa relajación los padres podemos ser sus guías. Tenemos a nuestra disposición muchas herramientas y trucos que ayudan a los niños a relajarse de manera fácil y sencilla. Tan solo tenemos que prestar atención a cómo se llevan a cabo.
A continuación hemos preparado una lista con trucos y técnicas de relajación para niños. Son perfectas para momentos en los que vaya a aparecer una rabieta, pero también las podemos adoptar como rutina para antes de ir a dormir: así nos aseguraremos de que su sueño sea verdaderamente de calidad y reparador.

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

tracking