Ser Padres

Consejos para orientar a los adolescentes para su futuro

La comunicación intrafamiliar y la orientación académica profesional son las dos herramientas principales.  

Si tu hijo o hija adolescente no hay forma de que encuentre su vocación académica, no desesperes. No todo el mundo tiene claro lo que quiere estudiar o a lo que se quiere dedicar profesionalmente a los 17 años. De hecho, es muy habitual que existan dudas y que estas lleven al formato prueba-error. No en vano, en España, el 33% de los estudiantes no terminan sus estudios superiores, el 21% abandona y un 12% decide hacer una reconversión. Cambiar de carrera o elegir otro camino académico al percatarse de que fue un error la elección, por lo tanto, no es malo: es más, puede suponer un punto de inflexión clave para nuestros hijos e hijas adolescentes.
Por este motivo, no debemos ver cómo un fracaso si nuestro hijo o hija no tiene claro por dónde tirar cuando el final del instituto esté a la vuelta de esquina. Tampoco si decide tomarse un tiempo para pensar y decidir o si se arrepiente y quiere cambiar a mitad de curso o al final del primer año de formación superior. Legitimar y acompañar su camino es la primera manera de ayudarle.
Dicho esto, la orientación es la segunda herramienta poderosa de la que los adultos podemos hacer uso para intentar echar una mano a nuestros hijos e hijas de cara a la elección de su futuro académico y profesional. Ojo, esto no pasa por decirles lo que tienen que hacer, ni mucho menos, de imponérselo. Aquello de “‘mi hijo será ingeniero como su padre” es propio de un tiempo pasado, no del 2022.
5eff673d5cafe8d25e1fe59d

Adolescentes

En la actualidad, si no somos capaces de echarles una mano a través de la comunicación directa, existen profesionales especializados para ayudar en la orientación de los jóvenes. Es el caso de Futureo, un método basado en el coaching educativo que trata de ayudar a estas familias y jóvenes que no son capaces de tomar una decisión sobre su formación superior.

Coaching educativo

Explica Natalia Sánchez, una de las fundadoras de Futureo, las tres fases de su método, de manera que las familias conozcan este tipo de alternativas profesionales y también puedan inspirarse para intentar ayudar mismos a sus hijos e hijas adolescentes.
En primer lugar, se profundiza en una fase de exploración. La familia recibe unos cuestionarios y pruebas psicotécnicas que tienen que rellenar por un lado ellos y por otro lado estudiante. “El análisis de resultados permite descubrir los diferentes ámbitos profesionales que corresponden al perfil del estudiante”, explican desde Futureo. Sin saber las preguntas del mismo, es sencillo replicar este modelo al ámbito familiar y del hogar: es cuestión de hacer una lluvia de ideas y de mantener una comunicación fluida para encontrar finalmente una batería de opciones apetecibles y motivadoras para el adolescente.
A continuación, se profundiza en la parte personal a través de la familia. El objetivo ha de ser encontrar nuevos puntos de vista, menos profesionales, que permitan alcanzar el objetivo, que no es otra que ayudar a orientarse al joven de la familia de manera que pueda escoger la decisión sobre su futuro académico y profesional más adecuado. A veces deseamos cosas que son utópicas por nuestra forma de ser, nuestro talento, nuestra personalidad y, en menos ocasiones, nuestras características físicas —hay profesiones que exigen unos mínimos a nivel físico—.
Si tu hijo está pasando por una mala racha y tiene estrés, hazle saber que estás con él. Toma nota de estos consejos para ayudarle a sobrellevar el momento.

Adolescente con dudas

Por último, la tercera fase del método Futureo consiste en identificar qué centro educativo y qué opción académica concuerda con más criterios de la familia y el estudiante. “Este proceso permite tener la información y las herramientas para tomar una decisión sobre el futuro académico del adolescente”, señalan desde Futureo.
En cualquier caso, también si aplicáis estos consejos a nivel familiar, de manera interna, como ves, es la comunicación familiar el pilar más importante y más eficaz para poder ayudar a un adolescente a encontrar su camino en la formación superior. Junto a esto, es recomendable que los estudiantes que estén concluyendo el ciclo de la ESO y aquellos que estudien Primero de Bachillerato reciban una operación académica profesional. 

Papá de dos niñas y periodista, la mejor combinación para que broten dudas, curiosidades, consejos efectivos (también otros que no lo son tanto) y experiencias satisfactorias que compartir en este espacio privilegiado para ello.

tracking