Ser Padres

Fiestas felices... y ¡seguras!

Consejos para colocar el belén, el árbol o las guirnaldas y evitar esos pequeños accidentes que podrían estropear las fiestas de tus hijos. Seguridad en casa, también en Navidad.

La Navidad es una época especial para los niños. Para disfrutarla sin sobresaltos ni accidentes, es importante tener en cuenta unos consejos de seguridad sencillos.

Arbol del Navidad a prueba de niños

  • Los de plástico son seguros, cómodos y sirven para el próximo año.
  • Si se elige un árbol natural, lo mejor es comprarlo con cepellón y colocarlo en una maceta amplia que no pueda volcarse.
  • Hay que ubicar el abeto en un rincón, no en zonas de paso, y lejos de radiadores y chimeneas.
  • Es mejor cortar las ramas bajas. Así evitaremos que los niños se lastimen o tiren de ellas, y que las bolas que se puedan romper.
  • Los adornos para el arbol de Navidad de materiales irrompibles como tela, cartón, madera o plástico son una alternativa mucho mejor que las bolas de cristal.
  • Procura también que no lleven piezas pequeñas o coberturas que se desprendan con facilidad: los bebés y los niños más pequeños podrían tragárselos en un descuido.

Un belén seguro

Las figuritas del belén son muy especiales para los niños. Les encanta decidir la ubicación de los personajes, que cambiará a medida que pasa la Navidad: los Reyes Magos y los pastores se van acercando al portal, las ovejas se quedan junto al río para beber agua...…

Seguridad de las luces de Navidad y guirnaldas

Los bebés pueden tocar y morder los cordones eléctricos. Por eso hay que colocar las luces de Navidad lejos de su alcance y tomar algunas precauciones.
La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) aconseja:

Adornos de Navidad para mayores

 
tracking