Ser Padres

Así va creciendo el bebé mes a mes durante todo el embarazo

Cuarenta semanas, aproximadamente, en las que se desencadena el milagro de la vida, el proceso creativo más maravilloso jamás visto y una de las experiencias que más huella deja en aquellas personas que pueden vivirlo en primera persona, afortunadamente para bien en la gran mayoría de casos porque la ciencia y la medicina han reducido mucho el riesgo que en otro tiempo conllevaba un embarazo.

Si ya es apasionante cómo se produce el “milagro” de la fecundación, no lo es menos el proceso por el cual en nueve meses dos células que se unen pasan a convertirse en un ser humano. Cuarenta semanas, aproximadamente, en las que se produce la evolución más apasionante y maravillosa; no en vano es una de las pocas experiencias que se pueden etiquetar como memorable y única, y por eso es también una de las que más huella deja en la mujer que la vive en primera persona.
Durante el embarazo, tres capas embrionarios darán origen a los tejidos y órganos del futuro bebé, que se irán formando en los primeros meses de vida intrauterina, mientras que la parte final de dicha etapa se caracteriza sobre todo por el aumento de peso del feto y su madurez, ya que es esta fase donde se prepara definitivamente para poder sobrevivir en el exterior.
Las tres capas, para aquellas personas interesadas en la parte técnica, se llaman ectodermo, endodermo, y mesodermo. En la primera, la más externa, se forma la epidermis, el sistema nervioso central, el pelo o las uñas, entre otras estructuras del organismo; en la segunda, la más interna, se forman, entre otras cosas, los recubrimientos epiteliales de los conductos respiratorios y del aparato digestivo; y en la tercera, originada por el proceso de mitosis del ectodermo y situada entre las dos primeras capas, se forman las células sanguíneas, parte del aparato cardiovascular, la médula ósea o el esqueleto. En todo caso, son solo ejemplos de una lista de estructuras desarrolladas por capa que es muy larga.
Todo este proceso resumido en apenas unas líneas lleva su tiempo, pero parece mentira que pueda estar completo en nueve meses. Y más llamativo es si cabe que realmente lo esté en menos, porque como decíamos al comienzo del texto, en la fase final del embarazo las estructuras del organismo ya están formadas con antelación, siendo este el momento en el cual el feto coge más peso. Pero esto es lo que explica que cada vez más bebés que nacen de forma prematura puedan sobrevivir a una situación tan delicada.
tracking