Ser Padres

Baby Shower y COVID-19: cómo organizarla y consejos útiles

El Baby Shower se ha convertido en una fiesta popular ideal para celebrar el embarazo con la familia y los amigos, ya que es un momento único para compartir la llegada del nuevo miembro de la familia, y en la que también es común la entrega de distintos regalos con la finalidad de ayudar a los nuevos padres.

Cuando el bebé está en camino, es evidente que no solo los padres están emocionados con la buena nueva. Los abuelos, los tíos, los hermanos, los primos, los amigos y en definitiva otros seres queridos también se sienten ansiosos por dar la bienvenida al pequeño, que se convertirá en poco tiempo en el nuevo miembro de la familia.
Y, en los últimos años, en nuestro país los conocidos como Baby Shower se han vuelto tremendamente populares y comunes, una tradición que precisamente no se caracteriza por ser española, pero que sí ha pasado a convertirse en una opción para celebrar la llegada del bebé. Una forma única en la que los seres queridos se reúnen para expresar su alegría por el embarazo.
Pero es cierto que vivimos momentos complicados como consecuencia de la pandemia global en la que estamos inmersos desde hace ya bastantes meses, y que ha provocado un Estado de Alarma con confinamiento domiciliario en nuestro país, distintas restricciones, y medidas higiénicas y de seguridad obligatorias, como el distanciamiento social y el uso de mascarillas.
A lo que también debemos unir la prohibición de celebrar eventos sociales de más de un determinado número de personas (en algunas Comunidades Autónomas no se permiten eventos con más de 6 individuos, y en algunos casos incluso solo con convivientes en el mismo domicilio), lo que puede hacer que la celebración del Baby Shower en plena pandemia de coronavirus se convierta en una tarea tan complicada como difícil.

¿Qué es un Baby Shower y en qué consiste?

Básicamente, podríamos definir a un Baby Shower como una fiesta que se lleva a cabo con la finalidad de celebrar el próximo nacimiento del bebé. Es decir, se trata de una fiesta que se celebra antes del nacimiento, y nunca después del parto.
Se convierte, de hecho, en una forma bonita, útil y cómoda para que tanto la familia como los amigos ayuden a los nuevos padres a conseguir todo lo que necesitan en su nueva andadura, de ahí que sea habitual que en la celebración se incluya la entrega de distintos regalos y detalles.

Celebrando un Baby Shower en plena pandemia de COVID-19

Si ya de por sí un embarazo puede conllevar una serie de situaciones ansiosas y agobiantes, especialmente ante las ganas de la mamá y del papá de que todo salga bien, esperar un bebé en medio de una pandemia global puede todavía ser más estresante. Especialmente durante las situaciones de confinamiento domiciliario, como las que vivimos en nuestro país durante la celebración del Estado de Alarma, y en la actualidad después de que algunas Comunidades Autónomas continúan tomando medidas similares, es normal que la futura mamá se sienta aislada y desee tener más conexiones con familiares y amigos, sobre todo a medida que la gestación avanza y se experimentan tantos cambios.
A todo ello puede unirse otra preocupación añadida. Y tiene relación con contraer el COVID-19 durante la gestación, además de los cambios que pueden ocurrir en los planes de parto y en el propio parto en sí, atendiendo a las nuevas pautas y medidas de seguridad que se están llevando a cabo desde entonces.
En lo que a la celebración de un Baby Shower se refiere, debemos tener en cuenta que muchas Comunidades Autónomas están tomando medidas específicas para evitar eventos sociales que supongan la presencia de muchas personas, de tal manera que en algunos casos eventos similares (como cumpleaños, bautizos o comuniones) se están limitando únicamente a 6 o 10 personas, mientras que en otros casos solo se permite su celebración con personas convivientes (esto es, con personas que convivan en un mismo domicilio).
A estas medidas se le unen otras más actuales, como por ejemplo la tomada en el día de hoy por Asturias, quien ha decretado el cierre de la actividad económica no esencial y ha solicitado un confinamiento domiciliado por un período de 15 días.
Por tanto, ¿de qué manera celebrar un Baby Shower durante la pandemia actual de COVID-19?
Celebrando un Baby Shower virtual
Se convierte en una de las opciones más interesantes y útiles, especialmente si no deseas quedarte sin esta celebración. Debemos tener en cuenta que aunque los baby showers no son esenciales, sí pueden servir como un importante rito de iniciación emocional cuando nos convertimos en padres por primera vez, o ampliamos nuestra familia, dado que es un momento único para recibir el apoyo de amigos y familiares. Y no tenemos por qué quedarnos sin ella.
Los expertos aconsejan optar por celebrar un baby shower virtual, sobre todo si en nuestra Comunidad Autónoma no está en estos momentos permitida la celebración de eventos personales con muchas personas, convivientes o no. Es una opción segura y recomendada si, además, te preocupa contraer el coronavirus durante la gestación, en especial si tenemos en cuenta que existen riesgos serios de contraer la enfermedad al reunir a personas de distintas unidades familiares, más aún cuando no se siguen las medidas de seguridad recomendadas (como el uso de la mascarilla y el distanciamiento social).
Foto: Istock

Consejos útiles para celebrar un baby shower en medio de la pandemia de coronavirusFoto: Istock

Hacerlo de esta manera no significa necesariamente que no puedas hacer algunas cosas de forma tradicional. Por ejemplo, puedes enviar invitaciones en papel o en línea, utilizar alguna página o servicio digital especializado en recibir regalos en línea, e incluso optar por determinados juegos tradicionales online.
Posiblemente la mejor parte es que es perfectamente posible conectarnos con todos nuestros familiares y amigos a la vez, y que incluso podrían no asistir físicamente a la baby shower tradicional.
Y siempre es posible hacerlo adecuadamente bien. ¿Cómo? Haciéndote con una webcam, que puedes situar en la parte superior de la televisión, y conectar el ordenador portátil o el móvil al televisor. De esta forma, una vez dupliques la pantalla del ordenador portátil o del teléfono inteligente a la TV, y actives la webcam, podrás ver a todos los participantes en el baby shower virtual a través de una mayor pantalla.
No obstante, en caso de que te preocupe que la celebración de un baby shower virtual multitudinario se convierte en una auténtica locura, puedes optar por celebrar distintos eventos online. Por ejemplo, uno para los amigos más cercanos y otro dedicado a la familia.
Haciendo una fiesta para abrir regalos de forma virtual
Es evidente que uno de los aspectos más destacados de un baby shower es el momento de abrir los regalos. Aunque no lo celebremos físicamente, también es posible hacerlo fácilmente en línea, de forma virtual.
¿Cómo? Muy sencillo: debemos pedir a los invitados que envían sus regalos a casa con tiempo, y luego programar una fiesta virtual para celebrar el baby shower online, y con ello la apertura de los regalos cuando sepamos que nos han llegado todos los regalos de los participantes. Eso sí, no vale abrirlos antes.

Colaborador de Ser Padres, especializado en divulgación científica y sanitaria, maternidad y embarazo. También se dedica a la verificación de hechos (fact-checking).

tracking