Ser Padres

Qué es la GnRH y cómo funciona durante una Fecundación In Vitro

Aunque no suele ser tan popular o conocida, la realidad es que la GnRH consiste en una hormona importantísima ya que controla la secreción de dos hormonas (LH y FSH) esenciales en la reproducción. Te explicamos en qué consiste y cómo funciona durante una FIV (Fecundación In Vitro).

La Fecundación In Vitro (FIV) es un tratamiento de fertilidad en el que el óvulo es fecundado con esperma en una placa de Petri. Por lo general, durante el procedimiento el especialista recupera muchos óvulos de la madre biológica, puesto que no todos los óvulos se fecundarán; y, además, no todos los óvulos fecundados o fertilidados se acabarán convirtiendo en embriones viables.
El procedimiento a seguir puede ser ligeramente diferente para distintas personas, lo que dependerá sobre todo de las tecnologías de reproducción asistida que se estén usando, y si se trata de óvulos, espermatozoides o embriones provenientes de donación. Además, existen diferentes situaciones que pueden llevar a que un ciclo se cancele en mitad del proceso, ya sea porque existe un alto riesgo de síndrome de hiperestimulación ovárica grave, o porque no crecen suficientes folículos.
En cualquier caso, por lo general, el tratamiento comienza mediante la toma de píldoras conceptivas, o bien con el uso de un medicamento inyectable, interrumpiendo el ciclo de ovulación normal de la mujer. De esta forma, el médico puede regular la ovulación, y no perder unos óvulos muy valiosos antes de la recuperación. Después de una analítica sanguínea inicial, y una ecografía, es común que la mujer empiece a tomar medicamentos para estimular la ovulación (principalmente gonadotropinas).
Cuando los folículos están listos, o parecen estarlo, la mujer recibirá una inyección de hCG, que actúa ayudando a que los óvulos maduren. Después de la inyección, se programará la extracción de los óvulos, durante los cuales a la mujer se le aplicará sedación intravenosa, y los óvulos serán extraídos con la ayuda de una aguja guiada por ultrasonido, a través de la pared vaginal.
Mientras se lleva a cabo este procedimiento, el hombre proporcionará una muestra de semen. No obstante, no es necesario que se lleve a cabo a la misma vez. Por ejemplo, es posible que la muestra se recoja en algún momento antes del día de la extracción, y se congela.
Después de que el semen pase por un procedimiento de lavado especial, y los óvulos se coloquen en un cultivo especial con la finalidad de conservarlos y nutrirlos, los espermatozoides serán colocados junto con los óvulos, con la esperanza de que se produzca la concepción.
Así, unos días más tarde, el especialista seleccionará los embriones fertilizados más saludables, y un médico especializado en fertilidad ayudará a la mujer a decidir cuántos embriones transferir.
Sin embargo, durante el procedimiento de la FIV debemos tener en cuenta la presencia de una hormona responsable de indicar a la glándula pituitaria que libere las hormonas gonadotropinas, la hormona luteinizante (LH) y la hormona estimulante del folículo (FSH), las cuales actúan posteriormente sobre los ovarios, haciendo que maduren y ovulen, estimulándolos para que liberen otras hormonas igual de importantes, como es el caso del estrógeno, la progesterona y la testosterona.

¿Qué es la hormona GnRH y cómo funciona?

GnRH consiste en el acrónico de hormona liberadora de gonadrotropina. Se trata de una hormona liberada por el hipotálamo, que encontramos situado en el cerebro, la cual actúa sobre los receptores de la glándula pituitaria anterior. Esta hormona es liberada en forma de pulsos, y nunca de manera continua. De hecho, en la mujer, la frecuencia de estos pulsos varía en función del momento del ciclo menstrual en el que la mujer se encuentre. Así, justo antes de que se haya producido la ovulación, estos pulsos tienden a ser más frecuentes.
Como te hemos mencionado brevemente en el apartado anterior, la GnRH indica a la glándula pituitaria que libere tres hormonas esenciales para la concepción, principalmente las hormonas gonadotropinas, entre las que se encuentran la hormona estimulante del folículo (FSH) y la hormona luteinizante (LH).
Foto: Istock

GnRH y FIVFoto: Istock

Ambas hormonas actúan sobre los ovarios, haciendo que puedan madurar y que la ovulación finalmente ocurra. Además, también hacen los ovarios puedan liberar sus propias hormonas: estrógenos, progesterona y testosterona.
Durante el tratamiento de Fecundación In Vitro, el médico debe controlar el ciclo ovulatorio, dado que, en caso contrario, la ovulación podría ocurrir demasiado pronto, de tal forma que los óvulos no podrían ser extraídos y fecundados en el laboratorio.
Debido a ello, es posible que durante el tratamiento sea necesario tomar un agonista o antagonista de GnRH, dos medicamentos que producen un estado temporal similar a la menopausia. Mientras que un agonista de GnRH produce un aumento repentino de las hormonas LH y FSH y luego se detienen, un antagonista de GnRH no provoca ese aumento inicial.
Luego, durante el procedimiento, el especialista inyectará las hormonas LH y FSH con la finalidad de estimular los ovarios, para que comiencen la producción de óvulos de manera más o menos controlada. Así, es posible, al menos, maximizar los resultados del tratamiento.

Colaborador de Ser Padres, especializado en divulgación científica y sanitaria, maternidad y embarazo. También se dedica a la verificación de hechos (fact-checking).

tracking