Ser Padres

Soñar con el parto: ¿qué significa y cómo calmar la ansiedad?

Los cambios hormonales y las dudas elevan el nivel de ansiedad, y eso repercute en la calidad del sueño, siendo habitual que se produzcan hasta pesadillas durante el embarazo, pero no es alarmante que esto ocurra sino más bien una consecuencia natural de lo que conlleva la gestación.

Los cambios físicos y la incertidumbre psicológica son dos consecuencias inevitables de un embarazo. La segunda puede que no aparezca en algunos casos muy contados, pero sería casi un milagro encontrar a una madre primeriza que afirme no haber tenido ni una sola duda a lo largo de la gestación. Y esos miedos afectan en el día a día, también cuando se duerme.
No hay mucha base científica sobre la que apoyar la teoría, pero son numerosos los expertos que ven una clara relación entre el aumento de los sueños y el embarazo. Y la razón es la que ya te hemos introducido en la entradilla del texto: la incertidumbre, el miedo a lo desconocido. El conjunto de cambios que se producen tanto a nivel físico como mental se ven reflejados en muchos momentos de los nueve meses de embarazo, y los sueños son uno de los espejos en los que más lo hacen.
Hay incluso quien interpreta los significados de los sueños en base al contenido de estos: si es con dificultades en el parto, si es con un parto prematuro, si es con la salud del pequeño, si es bonito, por qué no, o si produce sufrimiento… Al dormir, el cerebro continúa trabajando y allí donde se posen los miedos de la embarazada, los sueños harán hincapié, y serán de una forma u otra.

Di adiós a los agobios e inseguridades

Sea lo que sea aquello con lo que sueñes durante el embarazo, no debes perder el tiempo en buscarle tres pies al gato. Ya sabes el motivo y es completamente normal que te ocurra, como le pasa a la gran mayoría de las embarazadas. Lo importante es que tener pesadillas con el parto o algún otro detalle relacionado con la gestación no es preocupante ni tienen un significado alarmante.
No debes, por lo tanto, permitir que esto te genere más ansiedad porque lo verdaderamente importante ocurre en la vida real, cuando estás despierta y también cuando duermes, pero en el interior de tu útero. Evidentemente, lo que ocurre en tu cabeza durante el embarazo importa y mucho porque el estado anímico es fundamental que esté fuerte y sano durante una etapa tan exigente como esta, pero esto es una cosa y otra muy distinta son los sueños, que no más que un reflejo más de tus lógicas dudas sobre lo que va a suceder en tu vida muy pronto.
De todos modos, si tienes sueños recurrentes y te preocupa, no dejes que se vaya acumulando en tu cabeza la ansiedad. Es muchísimo más saludable compartir la situación y consultar aquello que te preocupe con el ginecólogo e incluso con tu psicólogo de confianza si fuera necesario.
tracking