Ser Padres

Período irregular y embarazo: cómo conseguirlo

Aunque en ocasiones conseguir el embarazo teniendo un período regular puede acabar siendo enormemente complicado, si la menstruación es irregular ciclo tras ciclo, la situación se complica todavía más. Por suerte, existen algunas estrategias y consejos útiles que podrían ser de cierta ayuda.

Los períodos irregulares pueden llegar a suponer un problema cuando la pareja intenta quedarse embarazada, puesto que tiende a ser más difícil saber cuándo se produciría la ovulación, y por tanto, cuándo la mujer entraría en lo que se conoce como la ventana fértil, que son los seis días anteriores al momento de la ovulación (efectivamente, incluyendo el día en que se ovula).
Por tanto, cuando se mantienen relaciones sexuales durante esta etapa y no existe ningún tipo de problema de fertilidad, las posibilidades de concepción se incrementan, especialmente si tenemos en cuenta que los espermatozoides son capaces de sobrevivir en el interior de la mujer hasta un máximo de 4-6 días.
¿Es posible el embarazo con períodos irregulares? Evidentemente, la respuesta debe ser positiva, aunque será más difícil en comparación con una mujer que presenta ciclos más o menos regulares.
De hecho, de acuerdo a un estudio publicado hace algún tiempo, aquellas mujeres cuyos ciclos menstruales variaron en menos de dos días (es decir, eran regulares), presentaban el doble de probabilidades de conseguir el embarazo durante un período de tiempo determinado, en comparación con las mujeres cuyos ciclos variaron en más de cinco o seis días.

¿Qué son los períodos irregulares?

Un período irregular es definido como un ciclo menstrual que dura menos de 21 días, o más de 36 días. Además, también podría considerarse como irregular cuando un ciclo varía de forma significativa de un mes a otro.
Por ejemplo, cuando en un mes el ciclo es de 24 días, y en otro el ciclo pasa a ser de 36. En estos casos, los ciclos serán considerados como irregulares.

¿Es posible el embarazo teniendo períodos irregulares?

Debemos tener en cuenta que la facilidad con la que se pueda concebir un bebé depende de diferentes factores, entre los que se incluyen, por ejemplo, la posible existencia de problemas relacionados con la fertilidad. No obstante, en caso de no existir ningún problema en este sentido, dependerá de:
  • La causa que esté influyendo en que los períodos sean irregulares
  • Qué tan irregulares son los períodos menstruales
  • Si es posible, o no, programar las relaciones síntomas para conseguir el embarazo, sobre todo con precisión
De acuerdo a una investigación publicada en el año 2010, las variaciones en la duración del ciclo menstrual están más fuertemente asociadas con la infertilidad que con el hecho de tener un ciclo regular más largo o más corto.
Es decir, cuando los ciclos son un poco más largos de lo normal, pero presentan esa duración a lo largo de los meses (esto es, son consistentes), la probabilidad de que se experimenten problemas de fertilidad son menores a los de la mujer cuyos ciclos varían de forma significativa pero, sin embargo, su duración se encuentre dentro de lo considerado como habitual.

Cómo detectar la ovulación

Cuando los ciclos son irregulares, es común que la detección de la ovulación de convierta en una tarea tan ardua como complicada, lo que significa que es necesario hacer un esfuerzo extra para, al menos, intentar determinar cuál sería el período más fértil.
Por suerte, existen distintas formas de predecir la ovulación, pero cuando los períodos son irregulares, lo más aconsejable es utilizar más de uno, con la finalidad de determinar de manera más o menos más efectiva cuándo sería originalmente el mejor momento para mantener relaciones sexuales.
Foto: Istock

Consejos para detectar la ovulación con un período irregularFoto: Istock

Las pruebas de predicción de la ovulación pueden ser tremendamente útiles cuando los períodos son irregulares, dado que consisten en una serie de tiras reactivas (similares a las pruebas de embarazo), que determinan cuándo se es más fértil. No obstante, esta opción no sería aconsejable en algunas mujeres, como podría ser el caso de las que tienen síndrome de ovarios poliquísticos (SOP), dado que suele dar falsos positivos.
Además, es bastante probable que se necesiten más tiras reactivas, por lo que es conveniente estar preparada y contar con la suficiente cantidad, para que luego, en el momento en el que realmente podría producirse la ovulación, no nos falte.
El registro de la temperatura basal también puede ser una excelente opción, puesto que, si optamos por usar una aplicación de móvil gratuita para evaluar y analizar los datos que se van introduciendo en la misma, los gráficos que genera ayudará a interpretar mejor cuándo pudo haberse producido la ovulación.

Cómo quedar embarazada más fácilmente con un período irregular

Aunque los métodos que te hemos expuesto anteriormente se caracterizan por ser útiles, es cierto que, después de pasado un tiempo sin que la concepción se haya producido, es normal que todo acabe volviéndose estresante y angustiante.
Por tanto, es perfectamente viable dejar de intentar detectar la ovulación y, simplemente, mantener relaciones sexuales con frecuencia a lo largo de todo el ciclo. De esta forma, nos olvidaremos de pruebas y mediciones, y nos alejaremos del estrés (lo que, a su vez, podría influir negativamente en la ovulación y en las posibilidades de conseguir el embarazo).

Colaborador de Ser Padres, especializado en divulgación científica y sanitaria, maternidad y embarazo. También se dedica a la verificación de hechos (fact-checking).

tracking