Ser Padres

¿Qué es la diabetes gestacional y cómo se trata?

Los cambios hormonales del embarazo alteran la producción de insulina. Esto puede provocar diabetes gestacional que, normalmente, es temporal.

¿Qué es la diabetes? Podríamos decir que la diabetes es una enfermedad causada por la deficiencia o falta total de insulina, una sustancia natural producida por el páncreas. La consecuencia de esta enfermedad es que el organismo apenas absorbe la glucosa, que tiende a acumularse en la sangre.
Diabetes gestacional

diabetes gestacional

Aunque cualquier persona está predispuesta a sufrir diabetes (incluidos los niños) preocupa más cuando esta aparece durante el embarazo. Algo que se conoce como diabetes gestacional. Y, de hecho, es algo bastante habitual.
Pero, ¿qué lleva a que aparezca esta enfermedad gestacional? Una vez más, los cambios hormonales tienen la culpa: estos pueden alterar la producción de insulina. Eso sí, hay algunas mujeres embarazadas más propensas que otras. Por ejemplo, las mayores de 30 años, las que tienen sobrepeso, las que tienen herencia de diabetes en su familia o las que ya la han padecido en gestaciones anteriores tienen más predisposición.

¿Cómo se diagnostica la diabetes gestacional?

El test que permite detectar la diabetes gestacional es el Test de O’Sullivan, un test no invasivo que se realiza entre las semanas 24 y 28. “Si el resultado del test está alterado, debe hacerse la curva de la glucemia, en ayunas, con 100 gramos de glucosa durante tres horas. El diagnóstico se hace si hay dos o más datos elevados incluyendo el de ayunas”, afirman los expertos de la Clínica Universidad de Navarra.
El test de O’Sullivan se realiza de manera periódica a todas las embarazadas entre la semana 24 y 28 de gestación. Conocido comúnmente como ‘Prueba del Azúcar’, suele ser algo desagradable para la mujer: hay que beber un líquido que contiene 50 gramos de azúcar disuelto en agua (el sabor es el detalle desagradable). “La prueba consiste en hacer un análisis de sangre a la embarazada en ayunas, tras el cual bebe el líquido y, tras esperar una hora, se volverá a repetir. Si los resultados son altos, habrá que repetir el test para comprobar si el nivel es correcto o no”, afirman desde la web El Parto es Nuestro.

Riesgos de sufrir diabetes gestacional

  • La madre puede padecer lesiones vasculares y tensión arterial elevada
  • El futuro bebé puede nacer demasiado grande, ya que le llegará demasiada azúcar de parte de su madre. Ese aumento también puede provocar que algunos de sus órganos se dañen
  • Es posible que el bebé sufra problemas respiratorios o ictericia
Eso sí, si la diabetes gestacional se controla bien durante la gestación, el niño no tiene porqué nacer con ningún problema asociado a esta condición.

¿Cómo se trata la diabetes gestacional?

Tras un diagnóstico de diabetes gestacional, el médico comenzará controles más exhaustivos a la embarazada, para revisar que todo sigue bien. Además, le dará una serie de instrucciones que habrá de seguir al pie de la letra. Estas incluyen:
“Si el programa de dieta y ejercicio físico no consigue mantener los objetivos de glucemia basal y posprandial establecidos, las recomendaciones actuales establecen la necesidad de iniciar tratamiento farmacológico”, explican desde la Clínica Universidad de Navarra.

¿Y si la mujer ya era diabética?

Cuando la mujer diabética decide tener un hijo o sospecha que puede estar embarazada, debe ponerse en contacto con su ginecólogo. Antes de buscar el embarazo es importantísimo controlar de una forma muy precisa los niveles de azúcar, para evitar malformaciones y el riesgo de aborto al principio. Lo ideal es planificar la gestación en un momento en el que la enfermedad esté estabilizada.
Además deberá seguir un control estricto durante toda la gestación, con visitas cada 15 días.

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

tracking