Ser Padres

Los ciclos menstruales podrían sincronizarse con La Luna, según un estudio

Es de sobra conocidos por todos el mito que afirma que los ciclos menstruales están sincronizados con los ciclos lunares pero, hasta ahora, no era más que una afirmación nacida de la memoria popular. Y decimos hasta ahora porque un estudio científico reciente se ha encargado de dar evidencia a este hecho y ha descubierto otras curiosidades.

Que la fertilidad se sincroniza con la luna, que si hay más partos las noches de Luna Llena… son muchos los mitos culturales que giran en torno a la conexión entre el satélite de La Tierra y la fertilidad humana, pero igualmente, son pocos los que cuentan con evidencia científica.
Aquí te contamos que no existe, por ejemplo, ningún estudio que avale que existen más partos las noches de Luna Llena pero ahora, uno publicado recientemente en la revista científica Science Advances, y llevado a cabo por la Universidad de Wuzburgo, en Alemania, entre otras, sí ha encontrado relación entre los ciclos menstruales de algunas mujeres y su sincronización con los ciclos lunares.
Aunque la influencia de la Luna en la reproducción humana sigue siendo un tema que provoca controversia en la sociedad, tanto este como otros estudios han demostrado que las mujeres con ciclos menstruales parecidos a los ciclos lunares pueden tener más facilidad de encontrar el embarazo. Pese a ello, los autores del estudio comenzaron la investigación con la hipótesis de que los ciclos menstruales habrían estado conectados con los ciclos lunares en algún momento de la historia de la humanidad, pero que esto cambiaría a medida que entró en nuestras vida la luz artificial por la noche (ya que la Luna dejó de ser la única fuente lumínica en la que nos basábamos cuando se escondía el Sol).
El estudio ha mostrado una sorpresa para todos: después de llevar un exhaustivo análisis de los ciclos menstruales de 22 mujeres durante 32 años, encontraron que aquellas cuyos ciclos son de más de 27 días se sincronizaban de manera intermitente con los ciclos que afectan a la intensidad de la luz de la Luna y a su atracción gravitatoria. Sin embargo, también observaron que esta influencia se perdía a medida que las mujeres envejecían o cuando se exponían, efectivamente, a la luz artificial por la noche.
Además, llegaron a la conclusión de que, por ejemplo, que existe mayor sincronización durante los meses de invierno, cuando las mujeres experimentan una exposición más prolongada a la luz de la Luna o, también, cuando el satélite está más cerca de La Tierra (por su fuerza gravitatoria).

Un estudio que también conecta a la Luna con el sueño

Además de los hechos explicados, el mismo estudio también ha encontrado una relación directa entre la calidad y la cantidad del sueño humano con las fases del ciclo lunar. Así, según los investigadores, en los días previos la Luna Llena, el sueño tiende a llegar más tarde y a ser más corto.
Teniendo en cuenta que la luz artificial podría influir en el sueño (ya que en la antigüedad la luz de luna era la única fuente lumínica cuando se iba el Sol), los investigadores realizaron un análisis del sueño a participantes de áreas rurales y áreas urbanas por separados, para tener en cuenta esta consideración.
Sorprendentemente, todos los participantes devolvieron un patrón de oscilación del sueño similar durante el ciclo lunar.

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

tracking