Ser Padres

Cómo actuar frente a las diarreas en el embarazo

Si estás embarazada y padeces diarrea, debes saber que es una situación frecuente en la gestación que puede aparecer en cualquier momento por varias causas. Toma nota de cómo deberías actuar y algunos consejos para sobrellevarla.

No es nuevo para nadie saber que el cuerpo de la mujer experimenta multitud de cambios con el embarazo. Y es durante la gestación cuando pueden aparecer molestias como la diarrea, algo que a muchas embarazadas les puede preocupar. Veamos algunas recomendaciones sobre cómo actuar.
Aunque a veces se considere la diarrea como una enfermedad, realmente se trata de un síntoma causado por otra complicación, como una mala digestión, las náuseas, la acción de las hormonas, cambios en la alimentación o intolerancia a la lactosa, entre otras.
Sea por la causa que sea, lo cierto es que padecer diarrea en el embarazo es algo que entra dentro de la normalidad y que puede darse en cualquier momento. Al principio del mismo, como consecuencia de los síntomas de la gestación que hacen que la comida no siente bien, así como en el último trimestre, pues la presión que ejerce el bebé sobre el estómago puede hacer que los alimentos tampoco sienten como deberían.
Lo que suele generar es un cambio en el número de deposiciones, además de que, estas cambian de color, se vuelven más acuosas, y aumenta la necesidad de acudir con urgencia al baño. Normalmente, los episodios diarreicos no suelen ser muy graves, pero es importante consultarlos con un médico para evitar problemas mayores.

Riesgos derivados de la diarrea

El riesgo que toda mujer embarazada debe tener muy en cuenta es la deshidratación derivada de la diarrea. Esto es arriesgado porque la sangre no circula como debería por los órganos y la placenta, lo que es un peligro para el feto y puede provocar un parto prematuro. Es tan importante que, si la deshidratación es grave, la mujer podría ser hospitalizada para recibir fluidos por vía intravenosa.

¿Cómo actuar?

En la mayoría de casos, cuando una embarazada tiene diarrea, la vive de manera leve y la padece entre uno y tres días. Aun así, lo más recomendable es visitar a un médico, el que seguramente aconsejará seguir una dieta blanda y el reposo por un tiempo.
No obstante, puede haber mujeres que por el contrario la padezcan de forma más grave: superando las tres o cuatro deposiciones diarias, además de verla prolongada en el tiempo. En esta tesitura lo mejor sí que es seguir el consejo de un médico de manera urgente.
De hecho, ni que decir tiene que, si aparece fiebre, sangre o mucosidad en las heces, se padecen náuseas, vómitos y dolor en la zona abdominal esto debería ser revisado con urgencia. Estos síntomas podrían deberse a una infección bacteria que podría suponer un problema para la salud de la madre y del bebé.

Recomendaciones para tratarla

Recuerda que el especialista será el que mejor indique qué se debe hacer y el que prescriba el mejor tratamiento. Si te encuentras en esta circunstancia, además de ello, puedes seguir estos consejos para prevenir complicaciones:
  • Evita esfuerzos y descansa.
  • Toma todos los líquidos que tu cuerpo pueda tolerar, para evitar la deshidratación.
  • Come alimentos que ayuden a tu digestión, como el arroz, la manzana en puré, el pan tostado, los plátanos o los yogures con probióticos.

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

tracking