Ser Padres

¿Por qué es bueno fortalecer el suelo pélvico?

¿Conoces el suelo pélvico? Es un conjunto de músculos muy importante en el cuerpo humano que, entre otras funciones, se encarga de controlar la continencia urinaria. Si no lo fortalecemos podemos sufrir algunas complicaciones, sobre todo las futuras mamás.

Pese a ser una de las partes más importantes del cuerpo, es también una de las más desconocidas. El suelo pélvico es un conjunto de músculos que, si no se fortalece, como está continuamente debilitándose puede conllevar consecuencias negativas, sobre todo para las mujeres que pasan por un parto. Toma nota de algunos consejos.
El suelo pélvico es una zona de nuestro cuerpo formada por un conjunto de músculos que se localiza en la parte inferior de la pelvis. Su función es sostener los órganos que se encuentran en el abdomen y la pelvis -como el útero, el recto y la vejiga- y encargarse de que funcionen bien. Es decir, aguantar el aparato reproductor, urinario y digestivo.
Según los diferentes momentos de la vida, el suelo pélvico se va adaptando y va cambiando. Por ejemplo, durante un embarazo, en el posparto o con la menopausia. Es de vital importancia, especialmente en las mujeres que se convierten en madres, que tenga un buen cuidado. De hecho, de no darle la importancia que tiene pueden aparecer repercusiones negativas.

¿Qué puede producir tener un suelo pélvico débil?

El suelo pélvico se enfrenta a un debilitamiento continuo y esto puede derivar en trastornos que afecten a la vida diaria.
Algunas de las consecuencias más comunes que se dan cuando estos músculos no están ejercitados son: los prolapsos (descenso de los órganos abdominales), incontinencia urinaria (ya sea con pérdidas de orina leves o graves), dolor lumbar y disfunciones sexuales. Asimismo, también puede llevar a desgarros en el parto vaginal y a episiotomías en el parto (desgarros).

¿Qué beneficios tiene fortalecerlo?

Fortalecer el suelo pélvico es beneficioso porque reduce la probabilidad de sufrir incontinencia durante el embarazo (el peso y la presión del futuro bebé la incrementan), mejora la circulación (y con ello la cicatrización), evita que se produzcan posibles desgarros y tonifica los músculos de la vagina (por ello también aumenta el placer sexual).

Factores que pueden debilitarlo

Pasar por un embarazo -y, por ende, por un parto- es uno de los factores principales que debilita esta zona del cuerpo, pero lo cierto es que existen otras causas que también pueden influir en él, tales como:
  • El sobrepeso de la mujer.
  • La menopausia.
  • El estreñimiento y sobre todo los casos crónicos. Para el suelo pélvico, aplicar fuerza con cada defecación equivaldría a un microparto.
  • Vestir con prendas de ropa demasiado ajustadas.
  • Padecer tos crónica.
  • Deportes de alto impacto.
  • Tocar instrumentos de viento.
  • Retener la orina por mucho tiempo (ya que provoca que se empuje fuertemente para vaciar la vejiga).

Recomendaciones para fortalecerlo

Para fortalecer el suelo pélvico una de las mejores alternativas es la práctica de los ejercicios de Kegel y la gimnasia hipopresiva. También es importante que evites cargar demasiado peso durante la gestación.
Los ejercicios de Kegel son ejercicios básicos cuyo objetivo es activar la musculatura del suelo pélvico, y que se realizan imitando al momento en el que contenemos la orina. Podemos realizar 10 contracciones de 5 segundos sin parar de respirar (descansando 5- 10 segundos entre cada una) y hacer esto unas 3 veces al día.
En cuanto a la gimnasia abdominal hipopresiva tiene la utilidad de mejorar la musculatura del abdomen y del suelo pélvico, además de mejorar la posición de aquellas partes que hayan podido descender. En este caso, si se desconoce su técnica, lo apropiado es realizarlos junto a un entrenador para que supervise la actividad.

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

tracking