Ser Padres

Cómo cuidarte las manos en verano

Nos centramos en hacerlo mucho durante el invierno y con el calor tendemos a priorizar la protección de otras zonas de la piel antes que la de las manos.

¿Te echas el fotoprotector solar en las manos? ¿Y a tus peques, se lo ponéis a diario en verano? Tan solo es una pregunta doble para hacerte pensar, ya de entrada, en si prestas la suficiente atención al cuidado de la salud de las manos en verano, tanto las tuyas propias como las de tus hijos.
Tendemos a hacerlo en invierno porque el frío se hace notar en forma de grietas, sequedad, enrojecimiento, etcétera. Pero es llegar el calor, y nos centramos (en el mejor de los casos, en otros todavía no y no será porque no lo recomendemos…) en protegernos la cabeza del sol, en echarnos crema hidratante después de un día largo de sol y también en evitar exponernos a este en las horas centrales del día, entre otras cuestiones.
Sin embargo, las manos quedan relegadas a un segundo plano. Da la sensación de que como están siempre al exterior se adaptan al verano rápido y el sol y la humedad no les hacen daño, pero ni mucho menos es así. De hecho, es justamente al contrario, como explican desde Acofarma: “Las manos siempre están a la vista, y son, junto con el rostro, una de las zonas más expuestas continuamente a agresiones externas”, indican desde Acofarma. “Estas provienen básicamente del medioambiente, como el sol, el frío, el calor y los cambios de temperatura, o bien por el contacto con sustancias o productos químicos”, añaden.
A esto, hay que sumar que la piel de las manos es especialmente fina y frágil, por lo que “el resultado es que, con el paso del tiempo, todo ello da lugar a una rugosidad al tacto y a una piel áspera y seca”. Y si no se cuida desde edades tempranas, es imposible prevenir ni retrasar que esto se produzca, ni evitar que aparezcan problemas puntuales de sequedad excesiva o problemas relacionados con la humedad -estos se dan más en los pies, pero en las manos también pueden ocurrir-.
Estos son cinco consejos de aplicación sencilla e imprescindible para cuidar las manos en verano son los siguientes:

Protección solar

“Utilizar protección solar en las manos para prevenir el envejecimiento prematuro y las manchas que causan la continua exposición al sol, no solamente durante el verano, sino también a lo largo del resto del año”, recomiendan desde Acofarma. La exposición directa al sol sin protección, además de provocar quemaduras graves que también se pueden producir en las manos, “provoca en muchos casos la aparición del envejecimiento prematuro en esta zona. Por esta razón comienzan a salir arrugas y manchas en la piel de las manos antes que en otras zonas”, afirman desde DosFarma.

Secarlas bien

Este aspecto es esencial durante todo el año para el cuidado de la piel, pero más si cabe en verano, época en la que los peques están todo el día en remojo. “Debes cerciorarte de que las manos quedan completamente secas tras humedecerlas, ya que de no ser así dejamos que la humedad campe a sus anchas y favorecerás que la piel se agriete”, indican desde DosFarma.

Utilizar cremas hidratantes

Si lo hacemos con el resto del cuerpo de los peques en verano, no pueden ser menos las manos. Además, en la medida de lo posible, es recomendable aplicarla con un suave masaje por toda la mano, incluyendo los dedos, para activar la circulación de toda la zona. De esta forma, le aportaremos a la piel una dosis de hidratación necesaria tras el agotamiento que le produce la exposición continuada al sol en verano.

Geles que no te irriten las manos

La pandemia no se ha ido y eso hace que todavía sea necesario prestar si cabe más atención a la habitual al lavado de manos. Los geles se seguirán usando este verano por ello y seguramente se queden como un recurso habitual para siempre, lo cual está muy bien y no representa peligro alguno para la salud de la piel de las manos siempre y cuando uses uno que sea respetuoso con ella. Elige un modelo con una composición natural, que no te irrite las manos.

Utilizar jabones suaves

Igual que con el gel hidroalcohólico ocurre con el jabón de manos. Apostad por tener en casa siempre jabones suaves y naturales que respeten el pH de la piel. Son muchas las veces que nos lavamos las manos al día por lo que es absolutamente imprescindible encontrar un jabón que no agreda la piel de las manos de aquellos miembros de la familia que lo usáis. Y si es necesario tener dos o tres distintos porque os funcionan de forma diferente a cada uno, hacedlo si podéis.  La salud de la piel de las manos os lo agradecerá.

Periodista y mamá de dos niñas con las que aprendo cada día. ¿Conoces esa frase que dice “nada te prepara para ser madre pero ser madre te prepara para lo que sea”? Real como la vida misma.

tracking