Ser Padres

Análisis de sangre en el embarazo: primer trimestre

Durante el embarazo se realiza habitualmente un análisis de sangre por trimestre. La sangre proporciona información abundante sobre la salud de la madre y del futuro bebé. Te explicamos qué se controla en el primer trimestre.

Los análisis de sangre durante el embarazo sirven para conocer el grupo sanguíneo, comprobar los niveles hormonales, detectar enfermedades infecciosas, anemia, diabetes... Por ello, constituyen una  prueba rutinaria del embarazo y suelen realizarse una vez al trimestre. Deben ser siempre la matrona y el ginecólogo los que valoren los resultados.

Análisis de sangre en embarazadas: qué se estudia en todos los trimestres

En todos los análisis se hace un estudio rutinario de la sangre para cuantificar los glóbulos rojos (hematíes), glóbulos blancos (leucocitos), plaquetas y otros parámetros, como hemoglobina (proteína que lleva el oxígeno a los tejidos) y hematocrito (volumen en sangre que ocupan los glóbulos rojos). En el embarazo estos niveles (salvo los leucocitos) disminuyen.
Casi todos los análisis de sangre se acompañan de un análisis de orina para examinar la presencia y la cantidad de proteínas o de determinadas bacterias. Al final del embarazo, descubrir, por ejemplo, proteínas en la orina es signo de  preeclampsia o tensión arterial elevada; la presencia de azúcar puede desenmascarar la diabetes gestacional, mientras que la de acetona indica carencia de azúcar.

Embarazo: análisis de sangre en el primer trimestre

Asesora: Matilde Fernández, Unidad Docente de Matronas de la Comunidad de Madrid.

Vídeo: Cosas que no se debes decir a una embarazada

tracking