Ser Padres

¿Pies hinchados y doloridos? 5 soluciones para el verano

El calor puede hinchar los pies y más cuando se está embarazada, pero siguiendo unas pautas básicas a diario, se pueden lucir unos pies ¡de cine!

Algo tan cotidiano como calzarse puede convertirse en una misión imposible cuando hace calor y, estás embarazada. Al cansancio que da el calor, se suma la retención de líquidos. Por tanto, es necesario adoptar unas pautas para, en la medida de lo posible, pisar con garbo todo el verano y lucir los pies más bonitos del mundo:

5 gestos básicos

1. Hidratar. Para lucir unos pies bonitos y blindarlos frente a las heridas, hay que hidratarlos bien, pero que ¡muy bien! Aplica un producto específico a diario y siempre que notes la piel de los pies tirante o dolorida.
2. Exfoliar. Los pies también se benefician de la eliminación de las células muertas (artífices de callos y durezas). Utiliza un producto específico (lo mejor es aplicarlo en la ducha) o recurre a los calcetines exfoliantes (de venta en farmacias). Tienen efecto refrescante y dejan los pies como nuevos.
3. Mover. “Piernas y pies se pueden ejercitar en la cama, levantando las piernas y moviéndolas como si se pedaleara una bicicleta”, explica el doctor Carlos Lisbona, de la Unidad de Cirugía Láser de Varices del Centro Médico Teknon, de Barcelona.
4. Masajear. Con el agua fría de la ducha, de abajo a arriba, para activar la circulación y aliviar el cansancio, la pesadez, los calambres los hormigueos y la hinchazón.
5. Y proteger del sol. En época de sandalias, es importante aplicar en el empeine una protección solar elevada. Esta zona –una gran olvidada en la fotoprotección - es muy vulnerable a la acción de los rayos UV.
tracking