Ser Padres

Muchas mamás se sienten cohibidas por las estrías del embarazo, según nuevo estudio

A veces, las estrías aparecen durante el embarazo, principalmente debido al aumento de peso y a cambios hormonales. Ahora, un nuevo estudio resalta que muchas madres se sienten cohibidas por ellas.

Las estrías se forman cuando se produce un estiramiento excesivo y demasiado rápido de la piel. Por este motivo, el embarazo suele ser una etapa muy favorable para su aparición, dado que la piel se pone a prueba a medida que la embarazada aumenta de peso y el bebé empieza a crecer y desarrollarse.
El vientre de la futura mamá empieza a redondearse, el pecho aumenta de tamaño y las caderas se ensanchan. A lo que se le suman los distintos cambios hormonales que ocurren comúnmente durante la gestación (imprescindibles, de hecho, para que el embarazo siga su curso).
Todo ello influye en la aparición de estrías. Es más, el factor hormonal suele incidir bastante, ya que las embarazadas producen una mayor cantidad de cortisol, un componente que disminuye la elasticidad de la piel. Eso sí, cuanto menos flexible es la piel, más probabilidades hay de que se agriete, por lo que nos encontramos ante una combinación de diferentes factores.

¿Cómo son las estrías del embarazo?

En realidad, las estrías que aparecen durante el embarazo no difieren de las que pueden surgir en cualquier otro momento o etapa de la vida. Debemos recordar que la piel se encuentra formada por 3 capas: la epidermis, la dermis y la hipodermis.
Cuando surgen, debemos tener en cuenta que las estrías son cicatrices que se ubican en la dermis, que es la segunda capa de la piel. Se forman como consecuencia de una ruptura de las fibras de colágeno, que son fibras elásticas profundas de la piel, especialmente cuando son reemplazadas por fibras más delgadas y desorganizadas.
Tan pronto como se forman, las estrías aparecen con un color rojo púrpura. Y, además, al tacto se notan hinchadas. Es aquí cuando nos encontramos ante lo que se conoce como la etapa inflamatoria.
Poco a poco, a medida que pasa el tiempo, se vuelven blanco nacarado y, finalmente, se convierten en unas rayas blancas ligeramente arrugadas.
Foto: Istock

Estrías en el embarazoFoto: Istock

Durante la gestación, es posible que las estrías aparezcan a partir del quinto mes de embarazo, principalmente en una serie de áreas comunes del cuerpo, como estómago, caderas, mamas y muslos.
Aunque no hay ninguna regla, y cualquier mujer puede sufrirlas, es más habitual que aparezcan en la piel joven, blanca y bastante más clara. Además, parece que las futuras madres “jóvenes” también corren un riesgo algo mayor.

¿Qué nos dice el estudio?

Recientemente, un estudio publicado en International Journal of Women’s Dermatology señala que muchas mujeres se sienten cohibidas por las estrías. Y no solo eso, también se preocupan de que sean permanentes.
Los resultados de este estudio muestran que las mujeres tienden a internalizar los mensajes de que deberían sentirse avergonzadas de las estrías. Una sensación de vergüenza que, de acuerdo a los expertos, podría influir en su bienestar tanto mental como emocional.
Para llegar a esa conclusión, los investigadores encuestaron a 116 embarazadas en Ann Arbor, Michigan, en Estados Unidos, quienes tenían algo en común: estrías.
A cada una de las participantes se le preguntó si las estrías los hacían sentir avergonzados, y si afectaban o no sus elecciones de ropa o actividades de ocio.
Los hallazgos muestran que las mujeres sienten vergüenza en torno a las estrías. Concretamente, el 75 por ciento de las participantes afirmó que su principal preocupación era que las estrías fueran permanentes, mientras que alrededor del 70 por ciento dieron que sus estrías eran “moderadas” o “muy prominentes”.
Por otro lado, también dijeron que tener estrías afectaba a su salud emocional. Es más, más de un tercio de las participantes dijeron que tenían “mucha” timidez o vergüenza debido a sus estrías.
Unos sentimientos que, de acuerdo a los autores del estudio, afectaría a la calidad de vida de las personas, ya que dichos sentimientos afectan la salud mental y la forma en que las personas con estrías tienden a verse a sí mismas.

Colaborador de Ser Padres, especializado en divulgación científica y sanitaria, maternidad y embarazo. También se dedica a la verificación de hechos (fact-checking).

tracking